Síguenos

¿Qué estás buscando?

31 enero, 2023

Cristo

Campeche

Pandemia no frena festividad para el Cristo Negro

Campechanos esperan que la Feria de San Román también se realice con todos los protocolos para evitar más contagios.

CAMPECHE.- Con la solemne bajada de la imagen del Cristo Negro de San Román, dio inicio las fiestas de las Rogativas en su honor, en la que fue inevitable la presencia de cientos de feligreses quienes le rindieron fervor tras la Santa Misa en el recinto.

Entre cánticos y aplausos la imagen fue bajada de su altar por el grupo de colaboradores, sin embargo, por la actual pandemia, esto se realizó con todas las medidas sanitarias que permitió la adoración del Cristo Negro.

Esto año, acudieron pocos creyentes, sin embargo, la aglomeración en el recinto fue inevitable, mientras que el personal del lugar reforzaba los protocolos sanitarios, tales como el lavado de manos, pasar por una carpa sanitizante y el uso obligatorio de cubrebocas.

De igual forma, familias campechanas llegaron para pedir a la imagen del Cristo y la gracia de Dios para que la pandemia actual de Covid-19 y la posibilidad de la entrada de la viruela símica en Campeche lleguen pronto a su fin.

Cabe destacar que, pese a la pandemia dicha celebración no fue cancelada, a pesar de los altos contagios, aunque el espacio se mantuvo cercado para detener las intenciones de los creyentes de tocar o besarla, como año con año lo hacían antes de que llegara la pandemia del coronavirus.

¿SABÍAS QUÉ?

Del 14 de agosto a 25 de septiembre se lleva a cabo el regreso de las fiestas patronales al Cristo Negro Señor de San Roman, en su 457 aniversario, con diversas actividades.

Advertisement. Scroll to continue reading.

¡VIVA EL SEÑOR DE SAN ROMÁN!

Este año se conmemoran los 457 años de la llegada del Cristo Negro a Campeche. Con un Santuario abarrotado de fieles que desde temprana hora se dieron cita para este gran acontecimiento, dió inicio la Santa Misa presidida por Monseñor José Luis Canto Sosa, Obispo de la Diócesis de San Andrés Tuxtla quien en un gesto de humildad y fidelidad a la Imagen depositó como ofrenda a sus pies su Mitra pues hoy se cumple un año en que oficialmente se daba a conocer su nombramiento como Obispo, por ello, señaló en su homilía, no dudó cuando recibió la invitación para participar en este día y así agradecer personalmente al Cristo Negro, Señor de San Román por este regalo.

Posterior a este gesto de amor y de consagración procedió a dar las campanadas que daban la señal de la Bajada de la Imagen que iría al encuentro de sus fieles que no dejaban de cantar y alabarlo con gran alegría y entusiasmo.

Poco a poco fue descendiendo la Imagen trasladada por el Grupo de Colaboradores para llevarla al lugar destinado para depositarla y cuando la Imagen quedó lo más cercana a ellos, la emoción estalló, las gargantas que por dos años callaron hoy cobraron fuerza y se unieron para vitorear al Rey de Reyes y exclamaban vivas en su nombre y las lágrimas no se dejaron esperar. La emoción de tenerlo cerca es indescriptible. Su rostro irradia paz y tranquilidad. Ya acostado Monseñor Canto le rindió honores en compañía de los Sacerdotes invitados.

La Fiesta dio inicio.

CRISTO NEGRO LLEGÓ DE VERACRUZ EN EL AÑO 1565

Refiere la Historia que en el año de 1565 fue cargado en Veracruz, a bordo de un buque español, una caja con un crucifijo que traía a Campeche el mercader Don Juan Cano de Coca Gaytán.

El Capitán de otro bajel cuyo nombre no ha conservado la tradición, se negó antes a conducir esta preciosa carga; y se dice que, habiendo salido ambos de Veracruz al mismo tiempo, llegó aquél frente a Campeche a las veinticuatro horas y del otro no se volvió a saber más.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Fue imposible lograr que la ya milagrosa escultura abandonara la playa de sotavento de la villa de San Francisco de Campeche y se tomó la resolución de darla desde luego alojamiento en la ermita de San Román, situada en el barrio de este nombre, para la cual había sido expresamente encargada y donde ha permanecido desde entonces, pasando de padres a hijos el sentimiento de respeto y veneración, que todos más o menos ostensiblemente, abrigamos por Jesús crucificado, bajo el nombre del Señor de San Román.

En el año de 1689 se reparó la Ermita invirtiéndose en esta obra los donativos recogidos en Mérida, Yucatán, durante el tiempo que el señor estuvo en esa ciudad, a la cual fue llevado en rogativa.

Según el investigador Manuel Lanz Cárdenas, en su obra “Fiesta de San Román (2008, p. 20), menciona que la: “devoción de los hijos de esta tierra, quemando cirios ante la santa imagen durante más de tres centurias, ha ennegrecido lo que fue blanco en la escultura que representa un perfecto y acabado tipo de la raza caucásica, del mismo modo que la luz del sol tropical ennegrece el rostro y las manos de los bravos y honrados marinos campechanos, que con tanta devoción veneran al Santo Cristo Negro de San Román, a despecho de la furiosa tempestad del libre examen que viene alimentando la impiedad desde hace más de cuatro siglos”.

Te puede interesar.

Campeche HOY

Advertisement. Scroll to continue reading.

Te puede interesar

Advertisement