Ser un buen empleado: cuida de tu reputación laboral

En los últimos años se ha reportado un gran número de deserciones laborales y despidos. En gran parte esto se debe a que tanto el empleador como el trabajador tienen deficiencias en algunos aspectos. No obstante, como empleado, podemos hacer mucho por conservar nuestros puestos y cuidar de nuestra reputación.

35

¿Qué hace a una persona un buen trabajador?

Es difícil que un trabajador que desarrolle valores y cualidades sobresalientes sea despedido. No obstante, la mayoría se centra en mejorar en cuando a habilidades y conocimientos. Por eso, a continuación te mostramos como una serie de cualidades pueden servirte de mucho para convertirte en un excelente trabajador.

El Entusiasmo

No basta con tener mucho conocimiento sobre un área en específico. La forma como trabajas dice mucho de ti. Es por eso, que realizar las tareas con entusiasmo te permitirá disfrutar de tu trabajo y hacerlo lo mejor posible.

Aun cuando las obligaciones que te impongan sean aburridas o incluso monótonas, hay maneras de convertirlas en actividades provechosas. Plantear nuevas ideas y proyectos tanto al jefe como compañeros permitirá que disfrutes de lo que estás haciendo.

La buena disposición te ayudará a aprender nuevas técnicas laborales y disfrutar cada cosa que hagas. A pesar de cambios que puedan suceder en el ambiente laboral, en vez de alterarte, acéptalos con compromiso.

La Eficiencia

Es necesario que te esfuerces en todo lo que haces. Claro está, esto no implica que te convertirás en un robot o que se trate de una competencia. La productividad y eficiencia van de la mano con la administración del tiempo y la forma como se realizan las tareas. Ser proactivo te convertirá en un empleado eficiente. Esto quiere decir que estás preparado para resolver todo tipo de problemas insospechados.

Un empleado debe producir al ritmo que se le ha impuesto la tarea. Es más, en ocasiones puede terminar antes de lo esperado. Por tanto, nada se atrasará por su culpa puesto que no deja las actividades para el final, es decir, les da la importancia debida. Además, cuando es necesario lidera el equipo y motiva a los demás para que pongan en práctica consejos como estos.

La Excelencia

Hacer las cosas a medias es no hacerlas bien. Para poder superarse en un campo laboral es necesario cumplir con todos los objetivos. Esto es beneficioso para ti puesto que demostrarás ser el mejor ante tu jefe y serás recompensado.

Cualquier trabajo que se te asigne, debes hacerlo de forma correcta, siguiendo los lineamientos de la empresa. El individualismo no funciona en una empresa que desee prosperar. La colaboración de todos los miembros forma parte de la excelencia laboral y eso se ve reflejado en los resultados finales. Por supuesto, las finanzas de la empresa es lo que demuestra que tan excelente somos en nuestro trabajo.

La Puntualidad

Esta va de la mano con la honestidad y responsabilidad. Llegar a la hora indicada y cumplir con todos los objetivos planteados. Ser puntual es demostrar que puedes realizar todas las actividades en un tiempo estipulado. Llegar a tiempo te permitirá aprovechar al máximo el tiempo y hacer más productivo tu día. Por supuesto, entre más puntual seas, menos tiempo extra tendrás que cumplir.

Tratar de forma agradable a los demás

Ser un buen empleado también implica ser un buen compañero. Una persona antipática o desagradable solo alejará a los demás. Puedes ser muy bueno en lo que haces, pero las relaciones interpersonales son igual de importante para considerarse un buen empleado.

Para esto también es necesario desarrollar habilidades de comunicación. Saber escuchar mientras transmite ideas convierte a la persona en parte fundamental del equipo. Nunca critica ni destruye, por el contrario, aconseja y construye junto a sus compañeros un ambiente digno para compartir.

Ser amable y solidario es casi una especie en extinción en los puestos de trabajo. Así que los buenos modales te ayudarán a convertirte en un trabajador apreciado. Por supuesto, esto reduce las posibilidades de quedarte sin empleo.

Beneficios de aplicar estos consejos

Las relaciones laborales de larga duración son una carta de recomendación para futuros empleos. De manera que si sigues todos los consejos que te hemos dado en este artículo, podrás convertirte en una persona valiosa y con un excelente futuro laboral.