Artesanía mexicana: Alebrijes

La artesanía mexicana se ha caracterizado por exponer la identidad, etnicidad y cultura del país. Una de las artesanías representativas de México son los Alebrijes,

86

Alebrijes: arte surrealista mexicano

Son seres provenientes de la imaginación y que son creados con similar fisionomía de algunos animales. En algunos casos puede ser combinación de animales reales, o la creación de un ser fantástico. Son figuras hechas a mano a partir de la cartonería, técnica a partir de la cual se crean formas con diversos materiales.

Origen de los alebrijes

Corría el año 1936 y Pedro Linares López, cartonero de ocupación, sufrió una enfermedad que lo sometió a un sueño profundo. Durante este período de inconsciencia, Linares tuvo visiones de criaturas sorprendentes y extrañas, animales de apariencia extraña, e irreconocibles para él. Y todos vociferaban una frase que más tarde cambiaría su vida; Alebrijes.

Sacando provecho de su oficio, Pedro dio vida en papel a las figuras oníricas que recordó haber visto en su estupor. A partir de entonces, los alebrijes se hicieron populares y llegaron a conocerse como una tradición mexicana reconocida.

Los primeros alebrijes se dieron a conocer en la Ciudad de México. En poco tiempo se popularizaron y figuras como Frida Kahlo y Diego Rivera encargaron algunos. De hecho, algunos de estos alebrijes se conservan en el Museo de Anahuacalli.

Desfile de los alebrijes

En 1990 se premió a este cartonero por su talento y desde 2007 se realiza un desfile en el Museo de Arte Popular. La noche de los alebrijes es una ocasión donde diferentes cartoneros dan vida a estos animales fantásticos.

El evento es organizado todos los años para hacer honor a los artesanos mexicanos que usan la cartonería en sus obras. El tamaño de los alebrijes que desfilan ha llegado a ser de casi 5 metros de alto.

La procesión de estos animales de fantasía hechos con materiales diversos se da un sábado finalizando octubre. El Centro Histórico de CDMX es el lugar donde tiene origen este magno evento anual. Los alebrijes se acompañan de todo un equipo carnavalesco, que incluye música y diversos actos culturales.

Finalizado el desfile, se premia a las mejores creaciones de alebrijes. Además, se presenta el Concurso de Obras Literarias sobre Alebrijes y de Obras de Teatro con títeres sobre la artesanía.

El Museo de Arte Popular del país azteca creó este desfile para enaltecer este valioso arte que refleja el folclor mexicano. Además de este concurso, se han creado otros eventos similares. En 2011 se realizó un concurso donde los alebrijes presentados contenían estructuras robóticas. La tecnología que se sumó a este evento no hizo más que resaltar aún más este arte mexicano.

Alebrijes en madera

Manuel Jiménez fue el primer artesano que creó alebrijes en un material distinto, la madera. Este famoso escultor en madera se dedicaba a confeccionar figuras de santos y criaturas angelicales. Sin embargo, el trabajo del creador de los alebrijes llamó su atención.

Se dio la tarea de crear en madrea de copal, figuras de alebrijes iguales de asombrosos que los hechos con la cartonería. En la actualidad, su descendencia se hace cargo de elaborar los alebrijes de Oaxaca, hechos con madera de calidad.

La creación de los alebrijes en madera ya forma parte de la economía de esta región mexicana. Muchas familias dedican su tiempo y talento en crear figurillas de estos animales coloridos de fantasía. Sin embargo, el tema de la deforestación de los bosques de Oaxaca es un tema que aún no se resuelve.

No cabe duda que los alebrijes están entre las artesanías que mejor representa a los mexicanos y su cultura. Además que forma parte importante del ingreso económico de muchas familiar.

Popularidad de los alebrijes

Estas figuras artesanales han tenido un impacto nacional e internacional, pues son reconocidas como mexicanas en diversas partes del mundo. Algunas de las obras mejores realizadas de alebrijes en madera han viajado a países como Francia, Israel, Australia o Japón. Además, en ciertas escuelas de arte de Estados Unidos, el arte de los alebrijes es foco de estudio.

Gracias al cine, los alebrijes han conseguido propaganda extra a nivel mundial. Por ejemplo, en “Coco”, película de animación creada por la compañía Disney Pixar, los alebrijes hacen presencia. De hecho el mejor amigo de Miguel, su cachorro, pasa a convertirse en un cándido alebrije.