¡Cuidado con la pirotecnia!

Debido a su mal uso, los niños son los que principalmente sufren las consecuencias; evita utilizarlos si es posible.

29
(Foto: Agencia)

CAMPECHE, CAMPECHE. Los fuegos artificiales son encargados de dar colorido a las fiestas patrias y fiestas decembrinas, pero también se convierten en amenaza de quemaduras ¡especialmente en niños! Conoce los primeros auxilios, así como la prevención de accidentes de este hábito festivo.

Durante las fiestas (principalmente en septiembre y diciembre), aumentan hasta 30% las quemaduras por fuegos artificiales debido a su inadecuada manipulación. Ocurren especialmente quemaduras en niños de entre 5 y 14 años, que no entienden el riesgo de accidente y no saben actuar apropiadamente ante una emergencia.

Incluso las luces de bengala, que suelen considerarse seguras, pueden ocasionar fácilmente quemaduras.

Las lesiones ocasionadas por la pirotecnia se acompañan de enrojecimiento de la piel, ámpulas o ampollas, dolor que arde e hinchazón. Con mayor frecuencia ocurren en manos y rostro, por la proximidad de estas zonas al encender los artefactos. Entre más elevada sea la temperatura y el tiempo de contacto con el juego pirotécnico, más profunda será la quemadura y aumenta el riesgo de complicaciones, entre ellas, la amputación de dedos.

QUEMADURAS DE PRIMER GRADO 
Se caracteriza por dolor, enrojecimiento y poca hinchazón de la piel. Quita de la zona ropa y objetos (anillos, reloj o pulseras). Refresca la zona con agua fría durante 10 minutos (sin aplicar hielo) y después coloca una compresa fría para aliviar el dolor.

QUEMADURAS DE SEGUNDO GRADO 
Provocan dolor, fuerte enrojecimiento, inflamación, ampollas y supuración. Lava la zona quemada con agua fría 10 a 15 minutos. No rompas las ampollas, ni apliques pomadas, ya que pueden causar infección.

QUEMADURAS DE TERCER GRADO 
Se pierden capas de la piel, la lesión puede verse chamuscada o con manchas blancas.

¿CÓMO USARLOS DE MANERA SEGURA?

Sólo deben comprarlos y emplearlos personas adultas. Por ningún motivo los niños deben comprarlos, ni prenderlos, ya que podría resultar en una tragedia.

Asegúrate de conocer con precisión su funcionamiento preguntando al vendedor. También calcula el tiempo de detonación, corre si la mecha es corta.

En caso de mal funcionamiento, no insistas en prenderlos, ya que podrían prenderse de la nada, hay que recordar que podrían tener efecto ralentizado.

No almacenes cantidades excesivas de cohetes, entre más sean, mayor el riesgo de incendio y su magnitud. Tampoco los guardes en lugares calientes.

Evita meter demasiados cohetes en un recipiente o botella, ya que aparte de que es peligroso, estás contaminando al quemar plástico u otro material.

No deben manipularse bajo estado de ebriedad, ya que al no estar en tus cinco sentidos, corres total peligro de una quemadura o algo peor.

Ten a la mano un extinguidor y botiquín, así como los teléfonos de emergencia en caso de accidentes con pirotecnia; nunca sabes si los vas a necesitar, ojalá que no.