Es la hora del Sureste: López Obrador

Las obras, de acuerdo con estudios de impacto ambiental, no afectarán las flora y fauna de las zonas por las que pasará.

13

Tras participar en un ritual de los pueblos originarios a la madre tierra, esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador dio el banderazo para rehabilitar las vías férreas Palenque-Escárcega para el Tren Maya, proyecto con el que busca impulsar al sureste de México.

Acompañado por el titular de Turismo del Gobierno federal, Manuel Torruco, el mandatario resaltó que con esta obra se prevé más empleo y bienestar para estas entidades.

Al sureste ya le llegó la hora con esta obra importantísima. Es un proyecto para reactivar la economía, para impulsar el turismo y para que se conozca toda la riqueza culturas y ecológica de los estados del sureste. Es un programa de reordenamiento urbano”, dijo.

Al respecto, el gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón, destacó que con esta construcción habrá una mayor conexión entre los estados y se detonarán nuevos destinos turísticos del mundo maya.

Además resaltó que las obras, de acuerdo con estudios de impacto ambiental, no afectarán las flora y fauna de las zonas por las que pasará este tren.

“Es una inversión que generará fuentes de empleo y mayores ingresos, conectando a las comunidades de los pueblos originarios. Esta rehabilitación de las vías férreas está para autorizarse con un estudio de impacto ambiental vida ambiental, por lo que los bosques y selvas no sufrirán daños”, aseguró.

Aseguró que actualmente hay 6 mil millones de pesos que se destinarán al proyecto; no obstante, llamó a empresarios a participar en la construcción del Tren Maya vía licitación. 

Indicó que los empresarios que inviertan recibirán un apoyo del gobierno por cada kilómetro de línea férrea en el que trabajen.

Estimó que el proyecto de los primeros cuatro tramos estén listos para ser licitados dentro de dos meses, aproximadamente, y quedará a manos de los gobiernos locales la administración de las estaciones “para que lo que se realice sea autofinanciable“.

El director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y coordinador del proyecto, Rogelio Jiménez Pons, explicó que uno de los objetivos de la obra es el cuidado del medio ambiente, por lo que las áreas verdes serán protegidas y predominarán.

“La característica fundamental de todos los nuevos desarrollos que emanen del Tren maya es que van a predominar las áreas verdes: 70 por ciento de área verde contra 30 por ciento de área urbanizada. El interés es dar el respeto y preservación del medio ambiente”, comentó.

Previo a esto, el presidente presenció el ritual en el que participaron representantes de las 12 etnias mayas y en el cual ofrecieron incienso, aguardiente, tortillas, entre otros alimentos para pedir a la madre tierra su aprobación para esta infraestructura y para que todo marche bien en beneficio de los pueblos indígenas y de México.

El Tren Maya, que se prevé tenga un costo de entre 120 y 150 mil millones de pesos conectará a los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo a lo largo de mil 500 kilómetros.

De acuerdo con el proyecto de la obra, este transporte utilizará vías férreas, carreteras o líneas de transmisión de alta tensión de la CFE ya existentes con la finalidad de minimizar el impacto ambiental.

Destaca que de los mil 525 kilómetros de recorrido (426, de Tramo Selva, 446, del Tramo Caribe y 653 del Tramo Golfo), cerca del 95 por ciento cuenta con derecho de vía.