‘El Chapo’ Guzmán tenía control de aeropuerto

En el segundo día del juicio que se le sigue al capo en NY, su exsocio detalló cómo operaba el Cártel de Sinaloa.

55

NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS. Jesús Reynaldo Zambada señaló con un dedo a Joaquín El Chapo Guzmán Loera, luego de años no tenerlo de frente, y lo identificó como “uno de los narcotraficantes más poderosos” en México. El capo, con los brazos cruzados, se limitó a verlo de manera fría.

Así transcurrió el segundo día del juicio, en donde zambada García afirmó que el Cártel de Sinaloa tenía el control del aeropuerto capitalino (AICM), y de igual forma en su nónima a “las autoridades”, con la finalidad de que les brindaran protección a ellos y sus cargamentos de droga procedentes de Colombia.

Jesús Reynaldo, es hermano de El Mayo Zambada –a quien la defensa de El Chapo señaló como el líder del Cártel de Sinaloa, y quien entregó millones de dólares en sobornos al entonces presidente Felipe Calderón y al actual, Enrique Peña Nieto.

El Rey Zambada habló ante la Fiscalía, el juez, el jurado y El Chapo y su defensa, durante tres horas. Aseguró que las ganancias productos de las actividades del narcotráfico eran enormes, pues señaló que una inversión de 9 millones de dólares por 15 toneladas de cocaína podría dejar 39 millones de dólares en Los Ángeles.

En Chicago, precisó, donde los precios son más altos, el cárte hacía 48 millones de dólares por cada embarque, y en NY, era de 78 millones de dólares.

El hermano de El Mayo Zambada –quien fue extraditado a Estados Unidos el 4 de abril de 2012–, detalló que el Cártel de Sinaloa transportaba los cargamentos de cocaína desde Colombia a Cancún, Quintana Roo, en lanchas rápidas, para ser llevada a almacenes en la capital del país, y luego ser enviada a ciudades fronterizas y pasarla a EU.

El mismo Rey Zambada dijo que él era sublíder en el organigrama del Cártel de Sinaloa, y tenía a su cargo la logística en la Ciudad de México, donde finalmente fue aprehendido.

Aliados durante dos décadas, Zambada dijo que junto con Guzmán, recibían los cargamentos de droga procedente de Colombia, lo mismo en lanchas rápidas, que barcos pesqueros, aviones y hasta contenedores de carga comerciales.