Se incendia el kinder de los Maristas

Padres de familia dieron a conocer a las autoridades el conato de incendio ante la negativa de directivos.

51

CAMPECHE. Una llamada anónima alertó al cuerpo de emergencia de Protección Civil, ante un conato de incendio suscitado al interior de un colegio particular ubicado sobre Avenida Álvaro Obregón del Barrio de Santa Lucía, situación que desató el caos y la desesperación de padres de familias, cuando en grupos de whatsapp se daba alerta a estos de la situación que se suscitaba en el área del Jardín de Niños.

Debido a la desesperación de directivos del Colegio Particular “Institutito Mendoza”, por no hacer más grande la situación, y que las imágenes no salieran a la luz pública, por la falta de prevención que se tiene al interior del centro educativo, estos no dieron aviso a las autoridades, poniendo en peligro a poco más de cuarenta niños que se encuentran inscritos a nivel preescolar.

Ante esta situación, padres de familias que se encontraban durante esas hora en el colegio, quienes habían llegado durante esas horas, se percataron de la situación y se procedieron a hablar a los cuerpos de emergencia, casi media hora desde el comienzo del siniestro, lo cual a la llegada de los elementos de Protección Civil poco se pudo hacer para salvar el mobiliario del lugar.

Con extintores de polvo químico, los tragahumos sofocaron un incendio dentro del salón de cómputo, tras el siniestro se evacuaron 33 niños del área de preescolar.

LOS HECHOS
​​​​​​​ Alrededor de las 10:00 horas del miércoles se originó un corto circuito en uno de los mini split que se encontraba en el salón de cómputo, debido a ello provocó el incendio en trece máquinas de cómputo.

De manera extraoficial se pudo saber que al lugar llegó el reciente director Gerardo Casillas González, quien ordenó al personal de intendencia ayudar apagar el contado de incendio, sin embargo este los mandó al salón sin las herramientas necesarias y equipo adecuado poniendo en peligro a más personas.

Al ver que la situación era rebasada, uno de los trabajadores le comentó que si podían hablar al cuerpo de bomberos, cosa que uno de los administrativos de la institución negó rotundamente al trabajador, sin embargo este no contaba que era visto por unos padres de familia quienes decidieron hacer el llamado al cuerpo de Protección Civil.

A su llegada, los elementos de Protección Civil no pudieron ingresar hasta después de varios minutos que se les dio la orden, y con al menos trece extintores de polvo químico intendentes y el personal de bomberos sofocaron el siniestro.

Luego de ser controlada la situación, bomberos y personal de Protección Civil Municipal revisaron el salón de cómputo donde quedaron dañadas las 13 máquinas que había en su interior, así como otros objetos educativos.

Finalmente después de una inspección ocular por el personal de emergencia dictaminaron que el corto circuito fue provocado por la falta de mantenimiento en el cableado eléctrico con el que cuenta la institución, donde fueron exhortados directivos y administrativos del centro escolar a buscar medidas preventivas para una situación como esta no vuelva a ocurrir.