Entregan certificado de calidad ambiental

PROFEPA entregó a la empresa Perforadora México, S. A., el Certificado a la Calidad Ambiental, por la mejora de su actividad empresarial en beneficio del medio ambiente.

157
Al término del evento se entregaron constancias de participación a los presentes.

CAMPECHE. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) impartió un curso/taller sobre Auditoría Ambiental, en el que se estableció que el objetivo primordial del Programa Nacional de Auditoría Ambiental (PNAA) es disminuir la huella ecológica de las empresas, porque el ambiente lo es todo; no hay nada sin él, se debe lograr el equilibrio en el binomio crecimiento y desarrollo sustentable.

Asimismo, la PROFEPA entregó a la empresa Perforadora México, S. A., el Certificado a la Calidad Ambiental, por el compromiso asumido en la mejora de su actividad empresarial en beneficio del medio ambiente.

Con la participación de 59 empresas de distintos ramos, entre industriales, prestadores de servicios y hotelería, la PROFEPA impartió el Curso Taller de Auditoría Ambiental, en el cual se mencionó que el cambio climático es una realidad que afecta a todos a nivel mundial.

México y la PROFEPA tienen una gran responsabilidad y compromiso social de dar vigencia al derecho que todos tenemos de contar con un ambiente sano.

Disminuir la huella ecológica de empresas y personas, sólo será efectiva con el trabajo conjunto de autoridades y empresas, a las que también se exhortó a ingresar al PNAA, por todos los beneficios que conlleva para el medio ambiente.

Hay que participar. En lugar de ver el Programa como un gasto, en realidad se debe ver como un negocio, una inversión, porque el desarrollar una gestión ambiental adecuada se puede lograr el equilibrio adecuado en el binomio crecimiento y desarrollo sustentable.

El curso, de ocho horas, permitió a los asistentes observar la necesidad de ser partícipes del PNAA, a través de obtener un diagnóstico respecto a las fallas y mejoras a implementar por las empresas para un cumplimiento no sólo de la legislación ambiental, sino para una operatividad que garantice que no exista riesgo de  impacto ambiental.