Enséñales el valor de solidaridad en Navidad

142

Llegó la época decembrina, y con ella el espíritu de la solidaridad entre familiares, amigos, vecinos y colegas. Y es que la Navidad tiene esa capacidad de unirnos, y hacer que dejemos todo lo malo de lado.

Los días de compartir más alegres del año se nos presentan como una oportunidad de cultivarnos como personas. Gracias a ello solemos preparar grandes festines, decorar hasta el último rincón de nuestros hogares, y comprar montañas de regalos para nuestros seres queridos.

Sin embargo, más allá de lo material, los pequeños gestos son los que hacen de estas fechas algo tan humano. Algunas personas duran toda su vida pensando en obtener más dinero, más propiedades, más lujos, pero al final se percatan de que eso no les da la felicidad.

Un abrazo, una llamada o una visita inesperada pueden representar esos pequeños sencillos actos de solidaridad que produce tantas emociones positivas y gratificantes. Llena tu vida de momentos memorables, amistades duraderas y sentimientos auténticos.

La Navidad es un tiempo propicio para las causas sociales. Comparte con los más necesitados, también. ¿Por qué no te unes a un voluntariado? Cuida ancianos, dona ropa a los jóvenes, regálales juguetes a los niños con menos recursos. Los psicólogos explican que las personas altruistas son más felices que aquellas que no lo son.

Te sentirás bien contigo misma y alegrarás con tu aporte a todas esas personas cuyas vidas no han sido tan agraciadas como la tuya. Piensa en los demás. Cada día ingenia una buena causa que puedas realizar en tu entorno más cercano. De esta forma, multiplicarás el amor en la calle.

Recuerda que todas estas acciones no son cosa de una vez al año. Adóptalas en tu estilo de vida y conviértete en una mejor versión de ti.