Que los festejos no te roben a Cristo

309

En medio de la locura de la Navidad, podemos olvidar a menudo la misma razón por la cual estamos comprando los regalos y celebrando con la familia. Debemos ser cuidadosos en no perder nuestro enfoque en Cristo ni Su corazón en medio de la locura de las navidades. A continuación, cinco maneras sencillas que te ayudarán en tu lucha de no dejarte ahogar con las ocupaciones de esta época, buscando seguir Su patrón de amor y humildad.

Haz de tu tiempo en la Palabra una prioridad. Antes de salir corriendo a comprar el mejor regalo, considera si has abierto el regalo de la Palabra de Dios. Tal como ocurre con toda buena relación, nuestra relación con Dios requiere tiempo y esfuerzo. Hacer espacio para abrir tu Biblia y sumergirte en las verdades de la Palabra de Dios calmarán tu corazón ansioso y te dará perspectiva para la vida.

-Invierte tiempo en orar. Pídele que te ayude a mantenerte enfocado en Cristo durante esta época. Arrepiéntete por los días que has estado muy ocupada haciendo galletas o compartiendo con los niños sin dejar tiempo para Él. Ruégale por sabiduría para saber aprovechar sabiamente tu tiempo. (Ef. 5:15-17)

-Actúa con discernimiento respecto a tus compromisos. Es fácil sobrecargar nuestras agendas durante la época navideña, ¡aun con las cosas buenas! Pide sabiduría al Señor para decidir en cuáles cosas te vas a involucrar. Y experimenta la libertad de la trampa de la culpa por no estar como voluntaria en cada evento

-No seas esclavo de la tradición. A veces nosotras las madres nos ponemos mucha presión a nosotras mismas por no soltar algunas cosas. Disfruta la libertad de enfocarte en Cristo.

-Busca contagiarte de entusiasmo con las cosas correctas. Nuestros hijos se dan cuenta si estamos más entusiasmadas con el último juguete que compramos en especial o si lo estamos con la Persona y la historia de Jesús. Pide a Dios por una pasión fresca mientras consideras el milagro del nacimiento virginal y la encarnación de Cristo. Ten entusiasmo cuando leas tu devocional por las noches o cuando estés actuando la historia del nacimiento de Jesús el día de Navidad.

 

¿Cómo luchas con el caos de las navidades? ¿Cuáles cosas necesitas soltar para mantener tu enfoque en Cristo? Leer uno de los Evangelios durante esta época es una gran manera de enfocarte en la vida de Cristo. Saca el tiempo de sentarte a los pies del Señor, aunque signifique perderte las rebajas de precios en las ventas del día. Bien vale la pena que sacrifiques tu tiempo.