Haz una guirnalda tan sólo con cintas

14

Llegó el mes de diciembre, y con éste la temporada favorita de muchas para cambiar la ambientación. Además del tradicional árbol, nacimiento y coronas, uno de los accesorios más populares es la guirnalda navideña.

Esta idea no requiere que desempolves esa antigüedad artificial que tienes en el clóset; sino en replicar la forma tradicional, utilizando unos pocos materiales y tu creatividad.

Además de ser una manualidad muy simple, es uno de los proyectos decorativos más populares en las redes sociales este año. Incluso podrás variar de estilo, colores, y mostrar esa colección de accesorios que, simplemente, se perderían en cualquier otro sitio.

QUÉ NECESITAS
• Instalación de luces blancas o de colores (opcional)
• 3 metros de cinta de 2cm de ancho 
• 2 metros de cinta fina (de 0.5cm de ancho)
• Adornos varios

PASO A PASO
• Decide en qué lugar de la casa, oficina o local comercial vas a situar la guirnalda navideña. Se recomienda en el arco del pasillo de entrada, o en la pared de fondo del comedor; también es válido suspenderla a media o baja altura, para que se ajuste a una credenza, espejos, o justo detrás del sofá.
• Mide el largo de la cinta. La idea es que tenga una ligera curvatura hacia abajo; es decir, que guinde.  Si vas a emplear luces, calcula para que los enchufes queden lo más escondidos posibles.
• ¡Tiempo de anudar! Corta trozos de la cinta más delgada y comienza a engarzar las diferentes miniaturas.

Para que tenga un efecto shocking, trata de mezclar formas redondeadas, con copos de nieve, carámbanos de cristal y las que asemejan dulces. Luego, ata por separado cada bambalina a la cinta o cordón más grueso.
• Para terminar, cuelga tu guirnalda navideña y asegúrala con nudos dobles en los extremos, o un par de clavos cortos.