Síguenos

¿Qué estás buscando?

14 junio, 2024

UnisYMás

Errores financieros que cometen los jóvenes

La juventud es una etapa de aprendizaje, donde los individuos se enfrentan a situaciones nuevas todo el tiempo, como el ingreso a la universidad, el primer empleo y la administración financiera. Sobre este último punto, los jóvenes no tienen una real conciencia sobre los gastos y el buen manejo del dinero, por lo que en muchas ocasiones terminan haciendo malas inversiones e incluso generando deudas que resultan un problema en el futuro.

Suceden innumerables cosas nuevas cuando estás entre tus 20 y 30 años. Esta es una de las etapas más enriquecedoras de la vida, donde las personas se forjan en valores, ideales e intereses sobre el futuro. También es tiempo de diversión, donde hay que disfrutar al máximo de esta etapa en la que se cuenta con muchos amigos y pocas responsabilidades. Sin embargo, hay que tener cierto control sobre algunas conductas que pueden traer consecuencias mañana, como la gestión de los gastos y la administración financiera.

Para que no hagas nada de lo cual tengas que arrepentirte mañana, te dejamos un listado de 5 errores financieros típicos de la juventud.

1- No empezar a ahorrar: este es probablemente uno de los mayores errores financieros y que más se repite en los jóvenes. Acumular un fondo fijo de los ingresos resulta muy beneficioso en el caso de que se necesite el dinero por una eventualidad o incluso si a largo plazo se piensa hacer una inversión grande, como comprar una casa.

2- No fijar un presupuesto: en los jóvenes es habitual que reciban el sueldo y lo gasten sin siquiera saber su poder de compra. Este error puede eliminarse generando un presupuesto para cada gasto mes a mes, lo que deja dinero libre para otros gastos innecesarios

3- Vivir por encima de tus posibilidades: es común que los jóvenes aspiren a un nivel de vida mayor al que tienen y en el afán de aparentar tenerlo asumen gastos por encima de sus posibilidades.

4- Generar deudas innecesarias: este punto se relaciona con el anterior. A veces es imposible costear ciertos gastos sin pedir préstamos, como puede ser el pago de una casa o la cuota de la universidad, pero para otras inversiones hay que preguntarse si es realmente necesario asumir una deuda que puede generar problemas en el presupuesto.

Advertisement. Scroll to continue reading.

5- Olvidar la meta: para dar un buen destino a tu dinero, es importante llevar un control mensual de las finanzas y marcarse metas periódicamente.

Te puede interesar

Advertisement