Cuatro sitios nuevos arqueológicos traería proyecto Tren Maya

No habrá afectaciones, al contrario se aprovechará modernizar zonas arqueológicas

181
Se repetirá todo tipo de centros arqueológicos, ninguno se afectará.

CAMPECHE. “En general la política sola no abrirá nuevos sitios, pero muy probablemente sí se puedan abrir cuatro sitios arqueológicos; sin embargo, hay más de 40 sitios que se ven influidos por esta obra, que se tienen que mejorar, esto con el objetivo de contar con mejores servicios, tales como áreas de atención al público, una sala de interpretación o un museo en los sitios de preferencia”.

Lo anterior fue afirmado por el director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández quien puntualizó que el tren Maya no afectará a ninguno de los más de 40 sitios arqueológicos que se encuentran identificados, en los que pasará la obra de infraestructura ferroviaria afirmó el director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández.

Se tienen criterios y reglas muy claras para definir situaciones como que si una línea del tren pudiera entrar a la zona arqueológica y tuviera afectaciones, “ahí simplemente no entrará”, por ello se tienen criterios y reglas claras, que verifica y dictamina un consejo de arqueología.

TRABAJO ESPECIALIZADO

El Instituto Nacional de Antropología e Historia aprovechará en un sentido muy amplio el proyecto del Tren Maya, primero el reconocimiento de las posibles afectaciones o influencias que pueda tener el patrimonio arqueológico para lo que se realizará la prospección, reconocimiento, salvaguarda, rescate y salvamente de todo vestigio arqueológico e histórico.

También se mejorarán los servicios con extensión de infraestructura y se dará el mejoramiento y mantenimiento para mejorar así el acceso a las zonas arqueológicas históricas.

Pero el trabajo más significativo será el etnográfico y de comunidad, ya que con la llegada del Tren Maya se tendrá la oportunidad de un mayor acercamiento a las comunidades para el fortalecimiento de tradiciones, saberes, memorias y el patrimonio biocultural  a través de un trabajo antropológico.