Síguenos

¿Qué estás buscando?

(Internet)

Mundo

Se arroja al vacío desde un acantilado; le falla paracaídas

BRAGA, PORTUGAL. Dominik Loyen, un alemán de 50 años, murió tras realizar un salto base en Nazaré (Portugal) desde un precipicio de 100 metros debido a que su paracaídas se abrió cuando ya se había accidentado, informa Correio da Manhã.

Los amigos de la víctima, que también se iban a precipitar desde el mismo lugar, grabaron cómo el fallecido se arrojó al vacío con un compañero, cuyo dispositivo se abrió sin problemas instantes después.

Durante 50 minutos, los servicios de emergencia intentaron reanimar a Loyen, pero no pudieron hacer nada por salvar su vida.

Esa playa es un destino muy popular entre los aficionados al surf y otros deportes extremos y las autoridades locales indicaron que no había registrado incidentes similares en los últimos tres años.

Con información de RT

Te puede interesar

Advertisement