Siguen sembrando soya transgénica

En este ciclo agrícola se comercializarán 120 mil toneladas, y gran parte es genéticamente manipulada

39
Comunidades y organizaciones reclaman que las autoridades correspondientes actúen sin demora.

CAMPECHE. A pesar de que la Suprema Corte de Justicia sentenció revocación del permiso a Monsanto de seguir sembrando soya transgénica, la empresa ha desobedecido y continúa con la siembra en Hopelchén.

Un comunicado del Equipo Indignación, menciona que por tercer año consecutivo, en Hopelchén continúa la siembra, por lo que en este 2018, productores y empresas desacatan la sentencia y se pretenden comercializar 120 mil toneladas de soya sembrada en más de 42 mil hectáreas y se presume que gran parte es de la variedad transgénica.

El escrito de denuncia ciudadana fue presentado el pasado 5 de octubre ante las oficinas del ​​​​​​​​​​​​​​​Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) pidiendo a la autoridad agrícola que realice labores de inspección y vigilancia en algunos puntos donde se presume la presencia ilegal de soya GM: Santa Fe, Trinidad, Las Flores, Santa Rosa, Nuevo Progreso, Rancho Santa Juliana y otros puntos ubicados en Hopelchén, Campeche.

Por esta causa integrantes de las comunidades mayas campechanas y de las organizaciones Indignación y Greenpeace presentaron denuncia ante la autoridad agrícola por la probable liberación al ambiente, siembra, posesión y/o comercialización de semillas y/o granos de soya genéticamente modificada (soya GM) sin el permiso correspondiente, en una entidad federativa en la que existen resoluciones judiciales que expresamente prohíben dichas conductas.

Por tercer año consecutivo, ante la mirada complaciente de las autoridades federales y, pese a la restricción para liberar el cultivo de semillas transgénicas en la entidad, se continúa sembrando soya genéticamente modificada de manera ilegal.

Ya en 2017 se sembraron, solo en lo que respecta a Hopelchén, más de 23 mil hectáreas de esta soya, lo que equivalía al 85% de toda la soya cultivada para ese periodo.

Durante 2016 el Senasica, dependiente de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), aceptó que se sembró soya transgénica en 16 predios del municipio de Hopelchén, a pesar de las restricciones legales.

“Estos hechos reiteran la incapacidad del Senasica y la Cibiogem para garantizar la bioseguridad en territorio mexicano”, señaló María Colín, vocera de Greenpeace.