Comuna quedará en quiebra

La falta de transparencias en la rendición de cuentas del municipio de Carmen, le costará a los ciudadanos la peor administración de la historia.

33

CD DEL CARMEN. A nueve días de finalizar la administración municipal de Pablo Gutiérrez Lazarus heredará un municipio en bancarrota, sólo las deudas con el IMSS y el SAT suman casi 500 millones de pesos, cantidad generada, entre otras cosas, porque retuvo y desvió las cuotas Obrero-Patrón y el ISR de los empleados municipales.

El ex candidato a la relección municipal PGL, no sólo no supo manejar y disminuir las deudas heredadas de sus predecesores en el cargo, principalmente Aracely Escalante Jasso y Enrique Iván González López, sino que las incrementó a niveles exorbitantes, históricos y amenazantes para el pueblo carmelita.

EN EL IMSS

Con anterioridad, este medio de comunicación les había dado a conocer la amenaza de embargo por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en donde incluso podrían dejar sin prestaciones médicas y sociales a los burócratas, por un adeudo total de 350 millones 657 mil 902 pesos, cuya cantidad se acuña en el gobierno de Enrique Iván González, pero más en el de actual, y es que a esta administración corresponde el 87% de ese adeudo: 305 millones 072 mil 375 pesos, producto de que no ha pagado al IMSS las Cuotas Obrero-Patrón (COP) y la RCV (Retiro, Cesantía y Vejez), aunque sí las ha retenido a los burócratas desde el inicio de su administración.

EN EL SAT

El Sistema de Administración Tributaria (SAT) tuvo menos paciencia que el Seguro Social y, desde el 20 de junio, embargó las cuentas del Municipio en Banamex, por un monto de 57 millones 634 mil 644 pesos.

Sobre esta acción hay que ponderar algo: el SAT pudo embargar otras cuentas en otros bancos –no solo Banamex–, porque el Municipio de Carmen le debe una cantidad mucho mayor por el no pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR), una contribución que la administración de Gutiérrez Lazarus ha retenido a los trabajadores municipales, sin pasarla a dicha dependencia federal.

Sólo hasta el 30 de agosto de 2017, la administración de Lazarus adeudaba ISR por 90 millones 668 mil 535 pesos correspondientes a los ejercicios fiscales 2015, 2016 y 2017, según una resolución emitida el 6 diciembre de 2017 por la Unidad Municipal de Transparencia y Acceso a la Información Pública (UMAIP).

EN QUIEBRA

Solo por lo del IMSS y el desvío del ISR, la deuda que Lazarus heredará a su sucesor podría ascender a casi 500 millones de pesos, algo que en estos rubros nunca había sucedido.

Lo anterior, sin contar con otras deudas –menores, pero que no dejan de ser millonarias– ya en proceso judicial y trámites de ejecución, como los 7 millones 35 mil pesos del promotor artístico que, el sábado 6 de febrero de 2016, trajo a Divo de Juárez para que le cantara a la mamá del munícipe PGL.