Finaliza Operativo Nacional Carretero

Con la finalidad de detectar el transporte ilegal de residuos peligrosos en el Estado, se realizó el Cuarto Operativo Nacional Carretero durante los días 9 y 10 de Julio.

27
Las revisiones permitieron verificar todo tipo de transporte que circula por las carreteras del país.

CAMPECHE. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), efectúo el Cuarto Operativo Nacional Carretero 2018, para la detección ilegal de residuos peligrosos en el Estado de Campeche, en el que se revisaron 66 vehículos, entre transportes, camiones de carga y trailers, sin encontrar irregularidades durante las revisiones de las mil 132.5 toneladas de productos varios verificados.
Este operativo que se realiza varias veces al año, tiene como objetivo la detección oportuna en el transporte de residuos peligrosos de forma ilegal, que pudieran poner en riesgo la vida de la población, se llevó de forma tranquila, sin contratiempos, durante los días 9 y 10 de Julio.
La Dependencia manifestó que en este programa denominado “Operativo Nacional en Puntos Carreteros, Aduanas Fronterizas, Aduanas Marítimas y Aeroportuarias en materia de transporte y movimientos transfronterizos de materiales, sustancias y residuos peligrosos en el estado de Campeche” participaron 12 elementos, de los cuales 4 son personal de la PROFEPA y 8 de la Policía Federal, que proporcionaron su apoyo durante el transcurso de las revisiones que se llevaron a cabo durante dos días.
Durante el operativo, el cuarto del año 2018, instalado en la carretera federal 180 Campeche-Mérida, kilómetro 38 más 400, en el Puente del municipio de Tenabo, Campeche se revisaron 66 vehículos, entre ellos camiones de carga, transportes y trailers, cuyas documentaciones estaban en regla y no se detectó que transportaran materiales peligros, que pusieran en peligro a la población.
Estas revisiones permiten también verificar que el transporte público federal que circula por las carreteras del país, no lleven una carga que no sea la que manifiestan en sus documentos autorizados y que lo que transporten no represente un peligro para nadie.