Empate horrible

Fallido intento de observar a jugadores mexicanos; no supieron superar a Gales.

235

El primer experimento de la Selección Mexicana ya pensando en el Mundial de Rusia 2018 no fue lo esperado, y la despedida del Tri ante la afición de Estados Unidos terminó con un aburrido empate sin goles ante Gales en el Rose Bowl.

Si bien el empate no fue nada lucido sí le dejó varias conclusiones a Juan Carlos Osorio. La primera es que debe trabajar con la defensa, porque los rivales llegan muy fácil al arco mexicano, la otra que la contundencia también es una tarea pendiente, y la más valiosa, que hay jugadores que no aprovecharon esa oportunidad.

El juego se llevó en un ritmo semilento, las pocas opciones que tuvo el cuadro azteca fueron generadas por Héctor Herrera, quien sí demostró que está en un buen nivel, aunque no supo hacer efectivos sus chances frente al arco.

Herrera tuvo dos ocasiones de gol importantes, la primera en el primer tiempo, donde su tiro se fue apenas por encima del arco, y la segunda en la parte complementaria, que no supo definir ante la salida del arquero.

México mantuvo la posesión de la pelota la mayor parte del tiempo, pero sigue siendo un equipo que no tiene definición, que cuando llega al área rival no sabe qué hacer y no anota.