Locatarios no reportan ventas

40
Reportan una pérdida diaria del 40 por ciento de sus productos y ventas.

CD DEL CARMEN. Pese a la variedad de productos del mar que ofertan a diario los locatarios del Mercado de Mariscos, las ventas y visitas de clientes van en un grave descenso que preocupa a estos vendedores, pues aseguran que de tan malas que son las ventas muchos de los venteros tienen cerrados sus locales durante la semana.
Isabel Reyes, vendedora de pescados y mariscos, atribuyó la situación a la crisis económica que ha permeado a la Isla y a sus habitantes desde hace dos año, explicó que pese a que diariamente ofertan productos frescos, no siempre logran vender todo el producto dejando grandes pérdidas entre los vendedores.
“Siempre estamos dando a los clientes productos muy frescos, pero realmente desde hace algún tiempo la situación ha sido bastante mala, tanto así que es frecuente que nuestros productos se echan a perder porque nadie nos los compran y eso representa grandes pérdidas para nosotros”, comentó la comerciante.
Manifestó que desde principios de años sus ventas han sido malas, salvo en la temporada de cuaresma y semana santa, cuando se elevaron por algunos días las ventas, pero mencionó que por lo regular sus ventas se mantienen bajas casi todos los días del año.
“Realmente esta situación es así casi todo el año, solamente en la cuaresma y en semana santa es cuando aumentaron las ventas y tampoco fue un aumento grande, como antes ya no vendemos y con esta situación en donde la gente ve más económico un pollo que cualquier otro tipo de alimento, nos perjudica”, indicó.
Asimismo la expendedora señaló que debido a la crisis muchos de los comerciantes, al querer evitar pérdidas y gastos innecesarios, solamente abren sus puestos durante los fines de semana, ya que desde el día viernes las ventas aumentan ligeramente, mientras lo que venden diario luchan por obtener alguna venta pues ese es su único modo de vivir.
“Y es que ya muchos compañeros lo que hacen es que mantienen cerrados sus puestos y los abren desde el jueves o viernes y cierran el domingo, porque como los fines de semana son los días en donde vendemos un poquito más, a ellos se les hace mejor”, aseveró
Comentó además que en porcentaje, tiene una pérdida diaria del 40 por ciento de sus productos y ventas, pues mucho de su producto se echa a perder o para evitar que este se pierda, lo tiene que consumir su familia; antes de concluir expuso que la competencia con las grandes tiendas de autoservicio y algunos venteros ambulantes que se instalan en algunos cruceros, provocan que minimicen sus ventas.
“Nosotros esperamos que esta situación cambie, porque además de que ya hay mucha gente que no compra no toda viene al mercado a comprar o prefieren ir a las tiendas y superes donde compran pescado congelado o también hay algunos otros que venden pescados y mariscos en las calles, en el sol y el polvo, eso también nos afecta”, concluyó.