Estación del tren en el abandono

233
El edificio está a punto de derrumbarse; en el interior se encuentra basura, yerba, pedazos de casas destruidas y durmientes.

La central de la estación del tren construida aproximadamente en el año de 1939 en la Ciudad de Campeche que  hoy se ubica en la avenida “Héroes de Nacozari”, y que funcionaba con grandes bodegas  de  almacenamiento, unidad médica, talleres y que  por muchos años trasladaba  a miles de pasajeros de Yucatán a la Ciudad de México,  se encuentra abandonada y en ruinas.

El edificio a punto de derrumbarse, sus fachadas no se notan, puertas y  ventanas rotas,  interiores vacíos, llenos de basura, rodeado de yerba, pedazos  de casas destruidas,   durmientes  para las vías ferroviarias  y  cajones de trenes desechados deja mucho que desear del lugar que por setenta años también sirvió para el paso comercial nacional.

OCUPADO COMO CASAS

De acuerdo al Presidente de Comité Vecinal de la Colonia “Héroes de Nacozari” Eduviges de la Cruz Breck,  actualmente se encuentran asentadas como  cinco mil familias en terreno irregulares con 2 mil  lotes que les dejaron de herencia como pago de liquidación durante la desaparición de Ferrocarriles Nacionales de México.

Tras la desaparición del ferrocarril en Campeche, le han solicitado por varios años al Ayuntamiento, su intervención para legalizar sus lotes, y no se los han resuelto, ya que al parecer las propiedades son administradas por el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) del SAT que cuenta con los títulos de dichos terrenos.

La ex estación llamada ahora “antigua” por los campechanos, desde 1939 comenzó a funcionar como transporte de carga; y hacía recorridos de Mérida a Campeche y luego a Escárcega y Candelaria. Más tarde, fueron construidos kilómetros de vía para la colonia Santa Lucía y posteriormente, las vías rumbo al poblado de Lerma por donde llevaban el combustible a Pemex de esta Ciudad capital.

En la actualidad solo se  ve el transporte de carga que según moradores del lugar, llega desde la Ciudad de Mérida y controlada por una  empresa del Istmo de Tehuantepec, trae a Campeche material de construcción, chatarra  y vidrios y retorna a Yucatán, muy rara vez, lleva algún material a Coatzacoalcos, por las malas condiciones de las vías sin uso, porque ha dejado de viajar a la Ciudad de México.

Actualmente, los vagones sólo transportan chatarra y materiales de construcción.

NIEGAN INFORMACIÓN

En la estacón antigua que pertenece al Gobierno Federal, toda en ruinas, funciona una oficina donde  hay un encargado de atender el servicio de carga, que negó toda clase de información; dijo que no estaba autorizado y cualquier informe tendría que ser directamente a la central en la Ciudad de México.

Entre otros datos recabados, el tren de carga, por lo años cuarenta fue de gran utilidad para   el desarrollo comercial de Campeche, al trasladar chicle, madera y combustible para Pemex, en el poblado de Lerma; sin embargo, ya tiene más de 10 años que no se transporta combustible por el mal estado que se encuentran las vías.

Históricamente, el tren entró a Campeche en el año de 1938, a la orden del Presidente Lázaro Cárdenas, quien  instruyó    que diera inicio el servicio provisional  del pasaje que unió a Campeche  con las comunidades de Chiná, Huayamón, Dzukac, Hool, San Juan Carpizo  y San Dimas.

En la actualidad,  el edificio con sus bodegas, talleres y ex oficinas, así como algunos cajones de trenes, se encuentra en abandono total, sin que alguien informe cual sería el destino de este lugar.

De los pocos encargados del lugar, ninguno da información al respecto.