Stella Maris en el olvido

77

El atractivo turístico, más famoso de Ciudad del Carmen en la actualidad, se encuentra en pésimo estado. Dejando ver a turistas locales y nacionales, la falta de atención por parte del Ayuntamiento de Carmen, a los pocos sitios turísticos de la Isla.

El monumental referente carmelita, inaugurado en el 2014, se encuentra rodeado de basura, esto a causa de la falta de basureros dentro del lugar, lo que además se vuelve serio, ya que los vientos arrastran la basura, hasta que caen a la Laguna de Términos, donde la terminan de contaminar.

Asimismo, se nota, que ya desde hace varios meses, no se le ha dado el mantenimiento correcto, pues del total de lámparas instaladas en todo el lugar, solamente sirven siete.

De igual forma se detectó que mucho del cableado, que alimenta de energía a las lámparas, se encuentran expuestos, algunos pelados, otros con cinta negra en las puntas, generando un riesgo a todos los visitantes que podrían terminar electrocutados.

Algunos visitantes han dejado ver su descontento por la situación en la cual se encuentra la escultura, señalaron, que es importante que se preserven este tipo de obras ya que son las que atraen a los visitantes.

“Es triste que dejen caer este tipo de obras, porque son muy bonitas para que no le den mantenimiento, es necesario que siempre se vean bien y más en estas fechas en donde ya empiezan las vacaciones y la gente quiere venir a Carmen”, aseveraron.

Otros daños que se aprecian claramente, es el cuarto de controles, el cual se encuentra con la puerta abierta, dejando en exposición esa área, además en la base se encuentra parte de la loza suelta y que ha caído en el mar.

Cabe mencionar que la imagen, la cual nunca se aclaró su costo final mide un total de 25.35 metros de altura, con una altura de la escultura bañada en bronce de 15 metros con aureola y cruz y un pedestal de 9.60 metros, todo con un peso aproximado de 12 toneladas, que sumado a la base pesa en total 135 toneladas.

Desde hace varios meses, no se le ha dado el mantenimiento correcto, pues del total de lámparas instaladas en todo el lugar, solamente sirven siete.