Castigo para el maltrato en animales

2
En el estado de Campeche se encuentra penalizado el maltrato animal, sin embargo, hace falta crear conciencia en la ciudadanía y de denunciar estos casos, para que las autoridades procedan contra las personas que maltratan a sus mascotas, fueron los comentarios de Silvia Gómez Gallegos, presidenta de la asociación “Angelitos Peludos” AC.
La persona señaló que sin duda alguna se avanzó en el estado de Campeche en cuestión de que se encuentra incluido en el código penal por el maltrato animal y eso es resaltable, aunque falta adecuar algunas condiciones como sensibilizar a las autoridades al formular las denuncias, pero obviamente este es una cultura que vienen desde las casas, es decir, las familias que tienen animalitos.
Aseveró que en la isla de Carmen se observa animalitos en las calles, debido a la falta de sensibilización de las personas, además en las escuelas primarias deben impartir pláticas sobre el cuidado de las mascotas y tratarlos como parte de la familia, porque ahora se considera que las mascotas son parte de la familia.
Ante esta situación, dijo que corresponde a las modificaciones realizadas al código penal, con lo que se incluye el Título Vigésimo Sexto “Delitos en contra de los animales” a través del cual se tipifica como delito este tipo de conducta en Campeche.
Añadió, que de acuerdo al artículo 381, se impondrá de tres meses a un año de prisión y multa de 50 a 100 salarios mínimos, al que, mediante acción u omisión, realice actos de maltrato o crueldad en contra de cualquier animal con la intención de ocasionarle dolor, sufrimiento o afectar su bienestar, de manera ilícita.
Asimismo dijo que las penas se incrementarán en una mitad cuando las lesiones pongan en peligro la vida del animal, si se utiliza modos de extrema crueldad y si, además de realizar los actos de maltrato o crueldad en contra de cualquier animal los pueden exhibir mediante fotografía o video.
Otras formas de maltrato animal, comentó son la privación de aire, luz, alimento, agua, espacio, abrigo contra la intemperie, cuidados médicos y alojamiento adecuado; así como el abandono en cualquier vía; su desatención por periodos prolongados, y todo acto u omisión que les pueda ocasionar sufrimiento físico, instintivo o emocional.