Muere sexagenario en Casino

2
Ante el reporte de que ayer, que en la zona de juegos y apuestas del Casino Big Bola había un jugador muerto, las patrullas, ambulancias y Policía Ministerial Investigadora se movilizaron al lugar para verificar los hechos. 

El tétrico suceso se registró ayer a las 10:00 horas, en la prolongación de la carretera Isla de Tris por avenida 31 de la colonia Aviación. 

Se oficializó que el extinto cliente de Big Bola, Joaquín Zapata Valladares, de 63 años de edad, originario de Ciudad del Carmen y llamado de cariño “Toby”, y/o “Flecha” tenía la costumbre de ir siempre al Casino. 

Según se dijo en el lugar, Joaquín Zapata Valladares, padecía de diabetes, sufría de un soplo en el corazón y cargaba un marca pasos, y, era aficionado asiduo a juegos de azar.  A veces perdía, pero muchas veces ganaba.

Cuentan sus compañeros taxistas que hace poco ganó “un tiro” de diez mil pesos, y, que alegre comentó que este dinero era para ir a comprar ropa para sus nietos, lo que cumplió. 

Sus vecinos de la colonia Fátima, entre ellos doña Angelita, aseguraron que era un gran vecino y, todo un caballero. 

Se averiguó que la noche del jueves, llegó por dos ocasiones al Casino Big Bola y, este viernes acudió por última vez. 

El personal del lugar refirió que el jugador se comenzó a convulsionar, después se desplomó, posiblemente por un infarto. 

Joaquín Zapata Valladares, era socio propietario de Taxi en el SUTV. Por azares del destino anteanoche su compañero taxista, José Manuel León Córdova, de 44 años de edad, de oficio taxista, falleció cerca del lugar en un accidente automovilístico.  Incluso se llegó a pensar que en el lugar ronda la muerte. 

El taxista que murió anteanoche, según, se dijo por infarto,  también padecía de diabetes.    

El sitio fue acordonado por la Policía Municipal para que el personal forense evidenciara los hechos y, recuperara el cuerpo. 

Posteriormente el cuerpo de Joaquín Zapata Valladares, de  63 años de edad, fue trasladado en la unidad del Servicio Médico Forense, SEMEFO, a la morgue para la autopsia de rigor.