Se llevan hasta la hamaca

6
Carlos Hernández, vendedor de flores, está al borde de la quiebra por culpa de unos ladrones que allanaron su local y se llevaron el dinero que iba a utilizar para comprar mercancía, además de una laptop, dos bocinas y una hamaca.

Los hechos se registraron el viernes, aproximadamente a las 04:00 horas. Los ladrones llegaron a la florería Colosio, ubicada en esta avenida entre las calles Ecuador y Perú.
Los cacos brincaron unas rejas que se utilizan como paredes, pues el local se quedó sin muros el año pasado, cuando un automóvil se incrustó en ellos.

Dentro del local, los pillos se apoderaron del dinero destinado a surtir un pedido de flores que el propietario debía entregar ayer, también se llevaron un par de bocinas, una laptop y una hamaca.
Fue hasta las 09:00 horas de ayer, que el propietario del negocio llegó y se percató del atraco, el cual reportó a los elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP), quienes acordonaron el lugar.

Posteriormente llegaron los elementos de la Fiscalía General del Estado quienes realizaron la inspección ocular, mientras que el Ministerio Público inició un expediente.

El propietario del negocio manifestó que el robo pudo haber sido perpetrado por ladrones que viven en el polvorín y que han cometido otros atracos a casa habitación.
Carlos Hernández manifestó que quedó al borde de la quiebra, pues no tiene dinero para continuar comprando flores.

También comentó que sus problemas económicos comenzaron después del accidente de hace un año, cuando un automovilista provocó daños a su negocio y otros vehículos de su propiedad que se encontraban estacionados.

Hasta el momento, la persona que provocó el accidente no le ha terminado de pagar los daños que ocasionó y aún le adeuda 16 mil pesos.