Síguenos

¿Qué estás buscando?

21 abril, 2024

Colosio

nacional

Complot de juez en caso Colosio

Nuevas pistas… nuevos culpables.

MÉXICO.- La Fiscalía General de la República (FGR) afirma la presencia de un segundo tirador en el asesinato del candidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio, el cual, era un agente del CISEN. A pesar de esta declaración, un juez federal ha denegado la orden de aprehensión, y la FGR ha anunciado su intención de apelar esta decisión, señalando que en este caso también está vinculado Genaro García Luna.

Hace veinte días, el juez Quinto de Distrito de Procesos Penales Federales, Jesús Alberto Chávez Hernández, mostró una evidente inclinación y parcialidad en el caso del segundo tirador vinculado al asesinato del candidato presidencial Luis Donaldo Colosio.

En su actuación, el juez rompió con los principios fundamentales de valoración y análisis de la extensa evidencia presentada por la Fiscalía General de la República (FGR), la cual, señala a Jorge Antonio “S”, agente del CISEN asignado a la protección del candidato, como implicado en el crimen.

La FGR presentó pruebas contundentes que indican la presencia de Jorge Antonio “S” en el lugar del homicidio en el mismo momento del crimen, con una diferencia mínima entre ambos disparos.

Los análisis de sangre realizados en su ropa revelaron la presencia del tipo de sangre de la víctima. Las pruebas de rodizonato confirman que el acusado disparó un arma durante ese lapso, sin que ninguna evidencia de descargo haya favorecido su posición.

Numerosos testimonios sitúan al acusado en el lugar de los hechos durante los disparos, huyendo posteriormente, y niegan su participación en el traslado de la víctima.

Además, varios testigos confirman su detención con ropa manchada de sangre de la víctima. Está debidamente comprobado que el CISEN de la Secretaría de Gobernación envió al acusado al lugar de los hechos para luego encubrirlo y sacarlo de Tijuana de manera urgente y subrepticia.

Advertisement. Scroll to continue reading.

El juez otorgó valor al video que capturó el primer disparo, pero este estaba orientado hacia el primer tirador, no hacia el segundo, quien se encontraba en un ángulo diferente, lo que imposibilita su visualización.

La única testigo mencionada en un periódico, según el cual sería “la única prueba”, nunca estuvo en el lugar de los hechos y no presenció nada relevante.

Además, dicho periódico omite deliberadamente pruebas incriminatorias del expediente judicial que sustenta su informe.

ENTÉRATE

Señalan a Jorge Antonio “S”, agente del CISEN asignado a la protección del candidato, como implicado en el crimen.

Te puede interesar

Advertisement