Síguenos

¿Qué estás buscando?

23 febrero, 2024

Claudeth

Sin categoría

CHAMPOTÓN VIVE DOS AÑOS DE CORRUPCIÓN

Una de las peores administraciones en los últimos años.

CHAMPOTÓN. Champotón se encuentra sumergida en la peor historia de corrupción, tráfico de influencias y violación a los derechos humanos, bajo la administración de la presidente municipal, Claudeth Sarricolea Castillejo.

Desde los primeros tres meses de su administración, de acuerdo a datos arrojados por la Auditoria Superior del Estado, le fueron observador 36 millones de pesos, principalmente por no poder acreditar supuestos apoyos otorgados a la comunidad, sin la debida documentación.

Asimismo, con el objetivo de callar las voces de quienes han denunciado y criticado su mala administración, con serias deficiencias en los servicios públicos, ha utilizado grupos de choque para agredir a comunicadores, violentando los derechos humanos.

En medio de este pantano de irregularidades, existen denuncias del tráfico de influencia que se ejerce en la comuna champotonera, para beneficiar a empresas vinculadas con su esposo, Luis Ruibal Santini.

NO ACREDITA ENTREGA DE AYUDAS

De acuerdo con el dictamen de la Auditoría Superior del Estado de Campeche, a la cuenta pública del 2021, de la que corresponde tres meses de la administración de Sarricolea Castillejos, se hicieron observaciones por el orden los 36 millones de pesos.

En el documento se detalla que la observación se deriva, a que se emitieron apoyos por cantidades importantes, sin que se sustente con la documentación que acredite la certeza de su entrega y de los beneficiarios.

Advertisement. Scroll to continue reading.

En múltiples ocasiones, los medios de comunicación y la propia población de Champotón, solicitaron información sobre esta irregularidad, sin embargo, la edil champotonera evadió y se negó a transparentar esta situación.

ENTREGA OBRAS A SU ESPOSO

Gerardo Campos Gutiérrez, delegado general del Sindicato Nacional de la Construcción, denunció que la alcaldesa los traicionó, que durante su campaña, les prometió que las obras que se desarrollaran en el municipio, se emplearía a la mano de obra local, sin embargo, ahora, en contubernio con su esposo, Ruibal Santini, las venden a contratistas de la capital del estado, quienes no les dan oportunidad de empleo.

“Han creado un mafia con los constructores, a quienes les otorgan obras que dividen en partes pequeñas, para de esta manera, evadir la responsabilidad de tener que licitarlas, por lo que las distribuyen por invitación, para beneficiar a quienes pagan por ellas”.

Denunció que precisamente por ello las obras que se llevan a cabo en Champotón, son de mala calidad, ya que los contratistas, deben recuperar el dinero que pagan por los contratos, en perjuicio del erario municipal y de la población.

“Claudeth Sarricolea es una traidora y mentirosa, junto con su esposo están coludidos con los constructores, para agandallarse las obras y dejar a los obreros champotoneros, sin empleo”.

Sostuvo que en Champotón, quien decide a quien se les otorgan las obras, es el esposo de la alcaldesa, previo pago de su cuota.

Advertisement. Scroll to continue reading.

UTILIZA GRUPOS DE CHOQUE

Pero a la corrupción y el tráfico de influencias, a la opacidad y traición al pueblo, se suma la violación de los derechos humanos y a la libertad de expresión, ya que utilizando grupos de choque, ordena agredir a quienes se atreven a criticar la mala administración que encabeza.

Durante su primer informa de gobierno, el comunicador Raúl Calderón Ávila, fue objeto de agresiones por parte de una fémina identificada con Sarricolea Castillejo, por las críticas que ha hecho a la gestión municipal, en las que ha expuesto, como han saqueado las armas municipales.

El comunicador denunció estas agresiones ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Campeche (Codhecam) y ante la Fiscalía General del Estado de Campeche, así como las amenazas que recibiera, para tratar de callarlo.

PÉSIMOS SERVICIOS

Ante esta ola de corrupción, Champotón se encuentra sumergida en servicios de mala calidad, deficiente obra pública y la peor de las administraciones de su historia.

Baches y basura son el común denominador de las calles de la localidad, mientras que los recursos del pueblo, se quedan en los bolsillos de la familia que dirige la comuna champotonera.

Advertisement. Scroll to continue reading.

ENTÉRATE

Han denunciado tráfico de influencias que se ejerce en la comuna champotonera, para beneficiar a empresas vinculadas con su esposo, Luis Ruibal Santini.

Te puede interesar

Advertisement