Síguenos

¿Qué estás buscando?

29 enero, 2023

Alito

nacional

SI A LA ALIANZA… PERO SIN ALITO MORENO

El exgobernador de Campeche quiere aparentar calma y hasta se hace el desentendido por el problema de corrupción que enfrenta.

MÉXICO.- La alianza Va por México (PRI-PAN-PRD) continuaría siempre y cuando Alejandro Alito Moreno Cárdenas deje su cargo como presidente nacional del tricolor.

Esa es una condición que ponen los líderes del blanquiazul y del sol azteca –Marko Cortés y Jesús Zambrano, respectivamente–, pues por su traición, “ya se perdió la confianza con la dirigencia nacional del PRI, porque se deshonró la palabra y se incumplieron los acuerdos”.

Alejandro Moreno es un cadáver político en lo que queda de la coalición Va por México. Alito es visto como un traidor, un apestado que ya no tiene poder de interlocución ni en su propio partido, el PRI, y mucho menos con sus otrora aliados.

El 15 de septiembre se dio el reencuentro entre los tres líderes en Durango, durante la toma de protesta de Esteban Villegas como gobernador del estado por la alianza Va por Durango, conformada por el PAN, PRI y PRD.

En ese marco, se volvieron a ver las caras los líderes nacionales del tricolor, del blanquiazul y del sol azteca, y se oficializó el rompimiento con el campechano, lo que ya era un secreto a voces luego de que el miércoles pasado, en la Cámara de Diputados, se aprobara la propuesta del PRI para ampliar la presencia del Ejército en las calles hasta 2028, lo cual fue considerado como una traición a la alianza.

Tanto Cortés como Zambrano ignoraron a Moreno, nada más. En primera fila del Centro Cultural Bicentenario, se sentaron los líderes partidistas e invitados especiales. Alito, entre sus correligionarios Carolina Viggiano y Rubén Moreira, se la pasó más atento a su teléfono celular que a los discursos. Su incomodidad era evidente. Y luego del acto protocolario vinieron las declaraciones.

Sin matices, Marko Cortés abrió fuego: “hemos dicho con claridad que ya no habrá relación, porque ya se perdió la confianza con la dirigencia nacional del PRI, porque se deshonró la palabra y se incumplieron los acuerdos”. Y confió en que la reforma de la discordia se frene en el Senado; de ello, aseguró, va a depender la continuidad de la alianza.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Añadió Cortés: “Estaremos observantes de cómo actúan los legisladores en el Senado de la República. Nosotros confiaríamos en que ahí se va a corregir la plana y de esa manera se evitará hacerle daño a nuestro país. Esperamos que sean consistentes con lo que han dicho hasta ahorita de que van a votar en contra, y a partir de ahí yo convocaré a los órganos del partido para en su momento tomar una definición”, aseveró.

Ya no habrá relación porque ya se perdió la confianza con la dirigencia nacional del PRI”. Marko Cortés, líder del PAN.

(Con el PRI de Alejandro Moreno) ya no hay ninguna confianza y no vamos a seguir ahí en una relación,
por eso no tenía ni caso saludarnos en Durango cuando coincidimos”. Jesús Zambrano, líder del PRD.

Te puede interesar

Advertisement