Síguenos

¿Qué estás buscando?

14 junio, 2024

Aysa

Campeche

AYSA, SU HOMBRE DE CONFIANZA, “ENTREGÓ” A ALITO

Acuerdos entre gobernadores reventaron por lo mas delgado “la falta de confianza”.

CAMPECHE.- En el PRI, en Campeche y en los corrillos políticos dicen que no hay que seguirle buscando tres pies al gato: se dice, se rumora y se comenta, que quien “puso” a Alejandro Moreno Cárdenas, fue su otrora hombre de confianza y sucesor como gobernador sustituto cuando Alito se fue a dirigir los destinos del tricolor, Carlos Miguel Aysa González.

De nada le valió al todavía dirigente nacional del PRI tener contento a su “amigo” y segundo de a bordo, a quien tenía como secretario General de Gobierno, y darles “premios” a sus hijos, karla Vicenta Aysa y Carlos Miguel Aysa Damas, pues al final, fue “entregado” para que el ahora embajador saliera “limpio” del chiquero del que formó parte.

Esta es la historia, que parece guion de telenovela, contada por personajes que la vivieron de cerca y que pidieron el anonimato.

PRIMER ACTO:

HOMBRE DE CONFIANZA

Carlos Miguel Aysa González, antes de integrarse al gabinete de Alito, fue diputado local, luego procurador General de Justicia del Estado de Campeche –de abril de 2000 a junio de 2001–, y después, en la administración del mandatario estatal Jorge Carlos Hurtado Valdez, fungió como secretario de Seguridad Pública del Estado de Campeche, del 1 de julio de 2004 al 15 de septiembre de 2009.

Desde ahí, anotan las fuentes consultadas, el abogado egresado de La Salle, aprendió los “trucos” de la policía, como el espionaje telefónico, que no es nada nuevo, y más en los ámbitos político-policiacos.

Tras la llegada de Alito a la gubernatura, Aysa González fue “rescatado” y nombrado secretario General de Gobierno –del 14 de julio de 2017 al 13 de junio de 2019– en la nueva administración.

Advertisement. Scroll to continue reading.

En ese lapso de tres años, Aysa vio y participó de los negocios por debajo de la mesa, aseguran las fuentes informativas, pues el estilo de Alito era de alguna manera involucrar a sus allegados, para hacerlos cómplices y “salpicarles” algo de sus ganancias.

Y así pasó con Carlos Miguel Aysa, quien estaba enterado hasta de lo que había desayunado, comido y cenado el gobernador Alejandro Moreno. Si había alguien cercano, era su secretario de Gobierno.

SEGUNDO ACTO:

NEGOCIOS DE CARLOS MIGUEL

Cuando Carlos Miguel Aysa fungió como secretario de Seguridad Pública del Estado, “casualmente se hizo de unos ahorritos” y compró una propiedad céntrica en 6 millones de pesos, y le invirtió 9 millones más para hacer el hotel El Navegante, de 25 habitaciones, que puso a nombre de su esposa, Victoria Damas, quien no tiene manera de justificar esos gastos, refieren.

El hotel –ubicado en la Calle 64–, muy cerca del Palacio de Gobierno, pronto se convirtió en el sitio donde la Fiscalía estatal hacía sus arraigos, estancias que eran cobradas puntualmente por su dueño, Carlos Miguel.

Y desde 2018, el secretario General de Gobierno dio una orden que cumplieron todas las secretarías que dependían del Ejecutivo estatal: mandar a sus invitados al hotel El Navegante, por lo que casi siempre estaba lleno, al igual que sus bolsillos.

Antes, cuando Alito era el candidato a la gubernatura, Aysa González le ofreció, “de cuates” –pese a que el pago de renta apareció como gasto de campaña–, una casa de su propiedad en el céntrico Barrio de Guadalupe. Y desde ahí despachaba Moreno Cárdenas la estrategia proselitista.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Ya como secretario General de Gobierno, Aysa González se volvió el hombre indispensable para Alito, literal, era el número dos. Para mantenerlo contento y que volteara a otro lado a la hora de hacer negocios ilícitos, Alejandro nombró a Karla Vicenta Aysa Nakasima (hija del primer matrimonio de Carlos Miguel Aysa) como presidenta del Instituto Electoral de Campeche, cargo que hubo de abandonar en medio del escándalo en la víspera de las elecciones, ante la presunción de conflicto de intereses.

La idea de Alito Moreno era “apapachar” a su segundo, para que le cubriera las espaldas al momento de que dejara la gubernatura en sus manos para lanzarse en pos del PRI nacional. Y así sucedió, pero también empezaron los problemas, al asumir Aysa González como gobernador sustituto el 13 de junio de 2019, pues Moreno Castro quería seguir gobernando la entidad a “control remoto”.

 

Te puede interesar.

Campeche HOY

 

Advertisement. Scroll to continue reading.

Te puede interesar

Advertisement