Síguenos

¿Qué estás buscando?

23 julio, 2024

Rusia

Internacional

Rusia dejará de aceptar pagos en dólares y euros por el gas que entrega a Europa

Vladimir Putin anunció el miércoles que Rusia dejará de aceptar pagos en dólares o euros por los suministros de gas a la Unión Europea (UE) y dio a las autoridades rusas una semana para aplicar el nuevo sistema en rublos.

“He tomado la decisión de aplicar un conjunto de medidas para pasar al pago en rublos de nuestro gas suministrado a países hostiles”, dijo el presidente ruso en una reunión de gobierno, y explicó que se trata de una reacción a la congelación de activos rusos por parte de países occidentales.

En ese contexto, el viceprimer ministro ruso, Alexander Novak, dijo que si los países occidentales imponen un embargo a los hidrocarburos rusos el mercado se hundirá y los precios serán “imprevisibles”.

“Está absolutamente claro que sin los hidrocarburos rusos, si se imponen sanciones, los mercados del gas y del petróleo se hundirán. El aumento del precio de los recursos energéticos puede ser imprevisible”, dijo Novak, responsable de Energía, ante la Duma, la cámara baja del Parlamento.

También calificó de “sin sentido” la decisión de no poner en servicio el gasoducto Nord Stream 2, que ya está construido.

“Los precios de los productos petrolíferos, por ejemplo en Alemania, han aumentado hasta un 40%. El precio del gas ha llegado a veces hasta los 4 mil dólares por mil metros cúbicos. Y éste no es el final”, advirtió el viceprimer ministro.

Desde finales de 2021, los precios del gas se han disparado en Europa y muchos acusan a Rusia de provocar escasez deliberadamente para intentar que se ponga en marcha el polémico gasoducto Nord Stream 2, que Alemania decidió suspender cuando empezó el conflicto en Ucrania.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Alemania lo considera una ruptura de contrato

Alemania consideró como una “ruptura de contrato” la decisión rusa de exigir el pago en rublos, y ya no en dólares o euros, de sus exportaciones de gas a la Unión Europea (UE).

Esa exigencia “constituye una ruptura de contrato“, declaró el ministro alemán de Economía, Robert Habeck, en una conferencia de prensa en Berlín. “Ahora vamos a discutir con nuestros socios europeos para decidir cómo responder a esa demanda”, añadió.

Alemania tiene una fuerte dependencia del gas ruso, que representa el 55% de sus importaciones de ese hidrocarburo.

Berlín está tratando de reducir rápidamente su dependencia mediante la contratación de otros proveedores. El gobierno alemán acelerará la construcción de terminales de gas GNL para la importación de gas licuado.

Te puede interesar

Advertisement