Se niega CFE a reparar transformadores dañados en colonias

25

Más de 30 familias en diferentes colonias del estado, se manifestaron por el mal servicio que continúa brindando la Comisión Federal de Electricidad, pues desde hace un mes los mantienen sin el suministro de luz eléctrica, debido a que el transformador que se encargaba de brindarles el servicio se encuentra dañado pues desde hace años nunca lo han cambiado.

Habitantes de diferentes zonas lamentaron la falta de compromiso de la llamada empresa mundial, quienes a pesar que han
protestado y expresado su inconformidad en más de una ocasión,
la institución no se ha hecho responsables de la reparación del
transformador, y denuncian que desde hace 1 año han tenido que
vivir sufriendo con los bajones de luz, y relatan que durante la tarde y noche las colonias acaban en las penumbras pues los postes de luz se encuentran también dañados.

Durante el día 1 y 2 de septiembre, familias del Barrio de Santa Ana, Santa Lucía, Colonial Campeche, Palmas, Concordia, Kalá,
Plan Chac reportaron constantes apagones por las pésimas condiciones en las que se encuentran todos los transformadores, pues además de dejarlos sin energía eléctrica por más de 6 horas, sus electrodomésticos y otros equipos se han dañado.

La señora Ruperta Lara, representante de los vecinos, expuso que el último corte de la energía por las fallas del transformador se registró este martes y a pesar de que se hizo el reporte a la CFE fue hasta el mediodía de este miércoles cuando el personal acudió a atender la queja, asimismo dieron a conocer que al menos una vez por semana se registra está falla porque su personal solo hace pequeños remedios para echar a andar el transformador pero al paso de los días vuelve a bajar la energía, por lo que exigieron solución a este tema pues no están dispuestos a seguir pagando por un mal servicio.

Por su parte, Josefina Maas Guerrero, agregó que la primera semana que se quedaron sin luz, muchos conocidos que tienen
tiendas y vendes productos como cárnicos y embutidos reportaron pérdidas por los varios miles de pesos, ya que su
mercancía se descompuso al no tener dónde refrigerarlos.