Recupera los músculos cansados con estos siete consejos

116

La recuperación de los músculos después del deporte es la parte esencial de todo entrenamiento, pues si no va bien, por más que le dediquemos horas a la actividad física, no veremos resultados. Por ello, hemos elaborado una lista de consejos útiles para que nuestro cuerpo se recupere lo más rápido posible.

El entrenamiento es muy importante, pero la regeneración muscular es vital. El sobreentrenamiento aumenta el riesgo de lesiones, por lo que el cuerpo necesita de una recuperación para no sufrir por el exceso de carga. Incluso, hay deportistas profesionales que han sufrido lesiones por no cumplir con el descanso que el organismo requiere. Entonces, ¿qué debemos hacer?

  1. Calentamiento y enfriamiento. Al empezar el día nuestros músculos estarán relajados, por lo cual debemos prepararlos para en entrenamiento. Por su parte, el enfriamiento aliviará al sistema nervioso y a los músculos mientras inicia la recuperación post-entrenamiento. Debemos seleccionar de forma adecuada las sesiones de calentamiento y enfriamiento.
  2. Planificar la regeneración. El descanso es tan importante como la intensidad del entrenamiento. En caso nuestro plan de acción no funcione como esperamos, siempre podemos modificarlo en las próximas semanas. Si el entrenamiento es más largo e intenso, nuestro cuerpo tardará más en recuperarse.
  3. Comer después de entrenar. El cuerpo asimila los nutrientes con más eficiencia 45 minutos después de entrenar. Por ende, hay que aprovechar este periodo para comer o beber productos ricos en proteínas que favorezcan la regeneración. Los aminoácidos reducen el dolor muscular post-entrenamiento, por lo cual son usados por la mayoría de deportistas. También tenemos a las proteínas vegetales, las cuales se han posicionado bien en el mundo fitness.
  4. Elegir bien los alimentos. Las harinas, el azúcar y las grasas trans no le aportan nada bueno al organismo. Podemos cambiarlos por granos enteros y cacao crudo, los cuales nuestro cuerpo asimilará mejor. Es necesario consumir una amplia gama de nutrientes, lo cual repercutirá en la regeneración.
  5. Entrenar, comer y dormir. No hay secretos para una regeneración rápida. El cuerpo necesita de un entrenamiento razonable, una buena alimentación y descanso apropiado. Al dormir nuestro cuerpo entra en reposo total y se regenera sin interrupción alguna.
  6. Relajación mental. Realizar ejercicios de respiración, meditación y estiramientos ligeros ayudarán a que nuestra mente descanse. Es importante recordar que cuerpo y mente son uno solo, por lo que una mente descansada ayudará al cuerpo a recuperarse.
  7. Descansar lo suficiente. Realizar pausas para una recuperación adecuada es importante. Ahora bien, el periodo dependerá mucho de factores como la edad, la salud, el peso y la condición física de cada persona. Si realizamos un entrenamiento moderado, una pausa de entre 12 y 24 horas será suficiente. En caso tengamos uno intensivo, necesitaremos una pausa de tres días como mínimo. Ello es relativo, pues todo depende de cada persona.