MORENO CÁRDENAS HARÁ DEL PRI UN PARTIDO SATÉLITE

Con Alejandro Moreno Cárdenas el PRI se convertirá en un partido satélite del partido en el poder, afirman analista

69

CAMPECHE. Con una desangelada participación en la mayoría de los estados del país para elegir al nuevo dirigente del Partido Revolucionario Institucional, el PRI del virtual ganador Alejandro Moreno Cárdenas se encuentra destinado a convertirse en un partido satelite del partido en el poder, así lo indican diversos analistas que señalan que Revolucionario Institucional no podrá reporner para las elecciones del 2021.

Hoy el PRI muestras evidente intervención desde fuera y su contienda interna parece enfilarse, por lo pronto, a sobrevivir como partido satélite de Morena. Falta ver si en su interior alberga un núcleo reformador que a mediano plazo rehaga al partido

DENUNCIAS CONTRA ALITO CORRUPTO
Alito obtuvo en esta contienda electoral todos los señalamientos de corrupto por parte de los adversarios, se le denunció ante la Fiscalía por la mansión de 46 millones de pesos que tiene en la capital campechana, de utilización de recursos del gobierno para su campaña, y durante la elección del pasado domingo, de las peores prácticas que el tricolor pudo sacar para arropar al candidato de la cúpula y hacerlo ganar.

CRITICOS CONTRA ALITO
Ya lo había dicho José Narro cuando se fue con estridencia del PRI alegando falta de condiciones equitativas y democráticas para su contienda interna.
Está más que claro que existe un riesgo de que si el exgobernador de Campeche Alejandro Moreno Cárdenas se convierte en el presidente del PRI, ese partido se transformará en un satélite del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, aseveró Ivonne Ortega Pacheco.

El analista de la Universidad de Guadalajara, Enrique Toussaint, coincidió en que “la victoria de Alejandro Moreno lo único que va hacer es profundizar esta tendencia que tiene el PRI a irse destruyendo”. El analista José Fernández Santillán sentenció: “El PRI tiene una gran capacidad de recuperación, pero lo veo muy complicado para 2021”.

EL PRI NO APRENDIÓ A DESARROLLARSE COMO PARTIDO
Parece que los 46 años que vivió en el PRI no fueron suficientes para darse cuenta que ese partido no nació ni creció, ni se desarrolló como un partido democrático.

El PRI necesita reaccionar en clave de innovación si quiere seguir siendo clave en el sistema de partidos. Pero no se le observa ni esa reacción ni esas posibilidades de refundarse, más bien, se aprecian rasgos de refundirse.