ALITO REPUDIADO POR PRIÍSMO DE TABASCO Y YUCATÁN

Moreno Cárdenas encontró desaliento de priístas en donde no pudo reunir ni 200 militantes para apoyar su campaña.

198

En Tabasco y Yucatán fue más una visita turística por medios de comunicación donde el acarreo y la torta para los pocos que llegaron, no se hizo esperar, así fue la visista del ex gobernador de Campeche Alejandro Moreno a estos estados, donde visiblemente es repudiado.

EN YUCATAN AGENDA
FALLIDA
En el estado de la península los medios de comunicación dieron cuenta de lo que sucedió en la gira del candidato a la dirigencia nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, calificándola como una agenda fallida “porque casi todo le salió mal, incluido un desaire de diputados locales de su partido, pues sólo acudieron tres de los 10 que invitó a una reunión que había convocado en un hotel”.

Medios impresos y en Internet documentaron la forma prepotente que fueron tratados por el personal de comunicación y logística del candidato que estaban a las afueras de un hotel para asegurarles que no estaba programada ninguna reunión en ese lugar y los mandaron al hotel Victoria, lo que fue totalmente falso.

Pero los ayudantes del campechano Moreno Cárdenas fueron más allá y con tal de evitar la presencia de los reporteros que habían llegado al hotel Casa del Ángel para cubrir la fallida reunión, se hicieron pasar por empleados de ese negocio y negaron que estaba programada alguna reunión con diputados.

Alito fue desairado por siete legisladores priístas que no asistieron a una reunión programada y al final la reunión no se llevó a cabo ni con los tres diputados asistentes debido a que “Alito” Moreno se encontraba en el hotel Victoria dando entrevistas privadas únicamente a cuatro medios seleccionados por él.

EN TABASCO EL MISMO
DESAIRE
Los priístas del Edén también desairaron a Alejandro Moreno, que no pudo juntar ni 100 gentes en “una comilona”, y muchos menos fueron a verlo a las instalaciones del Partido Revolucionario institucional.

Aquí fue evidente el acarreo, las tortas y la presencia de gente de los municipios y otros estados para apoyar al desairado Alejandro Moreno, que se fue sin pena ni gloria, comprobando que estos estados serán para Ivonne Ortega.