TREN MAYA PROTEGERÁ LA NATURALEZA

El proyecto original se modificó para dar atención a quienes creen que el Gobierno Federal acabaría con la selva, asegura funcionario estatal.

74

CD DEL CARMEN. Tras la problemática que ha generado con grupos ambientalistas, el proyecto original del Tren Maya se ha modificado casi 70 por ciento, con objeto de atender las opiniones de reducir el impacto ecológico de la obra, reveló el secretario del Medio Ambiente de Campeche, Roberto Alcalá Ferráez.


El funcionario estatal planteó que la construcción del tren no es el problema; el reto es evitar la especulación de predios o la destrucción de selva para dedicar las tierras a actividades agropecuarias. Alcalá Ferráez, sostuvo que Campeche será el estado con mayor participación del ferrocarril y éste no afectará las zonas arqueológicas ni las reservas, porque en su mayor parte irá sobre el derecho de vía.


Expresó que para el gobierno de Campeche, el Tren Maya es una oportunidad de conexión, porque abrirá una gran oportunidad de derrama económica que requiere la entidad, así como Yucatán y Quintana Roo.


Alcalá Ferráez sostuvo que con el tren se podrán desarrollar y utilizar los puertos de la península para exportación. “Progreso y Carmen son puertos importantes que no cuentan con comunicación ferroviaria”, dijo.


Finalmente resaltó que la deforestación es mayor por actividades relacionadas con el campo. Contó que, en Hopelchén, una comunidad menonita devastó en 10 años más de 90 mil hectáreas “con prácticas agropecuarias productivas pero muy agresivas; se hizo sin autorización, sólo en acuerdo con ejidatarios”.