‘Echan pala’ a Reforma Educativa

Envía el Presidente su iniciativa al Congreso de la Unión para derogarla, reformando el artículo 3 de la Constitución.

12

Durante su campaña y desde el 1 de julio que ganó la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador gritó a los cuatro vientos que cancelaría, la “mal llamada” Reforma Educativa de Enrique Peña.

Y ayer, el día de la Virgen Morena, parece que Morena hizo el milagro a los maestros. López Obrador firmó y envió la iniciativa de reformas al artículo tercero de la Constitución, para abrogar esa reforma, rechazada por la aplastante mayoría de los maestros del país.

Los ejes de su propuesta consagra el derecho a la educación superior gratuita, becas, creación de 100 universidades, abrogación del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE), percibido por los maestros como un ente persecutor.

También plantea la creación de un nuevo Servicio de Carrera Profesional del magisterio; incorpora énfasis en la educación indígena, así como bilingüe y cultural, también devuelve a los libros de texto la educación cívica.

GANADORES Y PERDEDORES 
Con esta iniciativa, que sin duda será aprobada, ¿quién gana y quién pierde, en términos políticos?

Ganan: Elba Esther Gordillo, la defenestrada ex lideresa del Sindicato de Maestros. Refuerza la posición de Esteban Moctezuma, su gran amigo, como flamante secretario de Educación Pública. El Sindicato, que volverá a controlar las plazas en el magisterio. Y López Obrador, porque le cumplió a los maestros y además no le debe nada a Elba.

Pierden: Enrique Peña, impulsor de esta reforma considerada punitiva, y los grupos de intereses que usaron la reforma para intentar apoderarse del control de la educación en México.

SECUELA LEGISLATIVA 
Este jueves, el Pleno de la Cámara de Diputados le dará entrada oficial y turnará a Comisiones. Ahí se discutirá y luego un proyecto se votará en el Pleno. Se requieren 334 votos para su aprobación en Diputado; en el Senado, 85 votos. De aprobarse, pasará a los Congresos Estatales.

ACUSA INEE ATENTADO

El Pleno del Instituto de Evaluación Educativa (INEE) acusó que la propuesta del nuevo gobierno de desaparecer ese organismo “representa un atentado contra el sistema de pesos y contrapesos de nuestra democracia y en particular contra los órganos constitucionales autónomos”. Ésto lo afirmó Teresa Bracho, presidenta del INEE.