Sin indulgencia a la corrupción: Gobernador

272
Subrayó que la honestidad, la rendición y la transparencia es lo que más valora la sociedad.

CAMPECHE. La corrupción no puede verse como bandera política, sino como un mal que al igual que la impunidad daña al país y genera descontento social, por lo que aquel que desvíe recursos del erario público, sin indulgencia alguna, debe aplicársele todo el peso y rigor de la ley, sentenció el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas.

Al inaugurar la XXI Asamblea General Ordinaria de la Asociación Nacional de Organismos de Fiscalización Superior y Control Gubernamental, A.C. (Asofis), ante representantes de las 31 entidades de fiscalización superiores de los congresos locales, aseveró que desde el primer día de su gobierno ha hecho patente un compromiso ineludible con la transparencia y rendición de cuentas, así como de combatir frontalmente la corrupción.

Explicó que a la fecha son palpables los resultados en la materia, pues de acuerdo a datos oficiales de la Secretaría de Hacienda, Campeche ocupa el primer lugar nacional en transparentar los recursos que la Federación transfiere al estado, y el segundo sitio en el registro de proyectos que acreditan de manera abierta y transparente, la aplicación de los recursos del ramo 33 en obras, acciones e inversiones en beneficio de la población.

Destacó que también fue de los primeros estados de la república donde se eliminó el fuero constitucional para todos los funcionarios y servidores públicos, e implementó un paquete de 14 reformas en materia de transparencia y anticorrupción, con el apoyo de los diputados locales de todos los partidos políticos.

El mandatario de forma tajante dijo que la corrupción no puede verse como bandera política, sino como un mal que debe hacerse de lado para el ejercicio pleno, eficiente y eficaz de los recursos.

“Necesitamos servidores públicos de prestigio, honrados, capaces y profesionales, pues los pesos tienen que invertirse completos, pesos de cien centavos que nos permitan generar más obras y más inversión, y darle certeza y certidumbre a la sociedad del destino de cada uno de los recursos”, remarcó.

Subrayó que la honestidad, la rendición y la transparencia es lo que más valora la sociedad, y ante ello las autoridades tienen la responsabilidad de cumplir con la labor de gobernar bien, de cara a la gente y haciendo obras e infraestructura de primera.

“Nadie que desvié un peso del dinero público merece indulgencia alguna; todo el peso y todo el rigor de la ley, porque necesitamos garantizar que los recursos del pueblo sean bien invertidos en obras que mejoren la calidad de vida en México”, puntualizó.

Por su parte, el Auditor Superior de la Federación, David Colmenares Páramo, señaló que una fiscalización superior efectiva, además de contribuir a la mejora de la gestión gubernamental se erige en un elemento técnico que blinda la operación de las entidades públicas, y asegura una transición sin sobresaltos en los cambios de administraciones que se derivan de la competencia del sistema democrático.

Aseguró que la fiscalización es una herramienta que puede facilitar a las administraciones llevar a cabo sus tareas de manera eficaz, eficiente y económica, atendiendo además a los criterios de transparencia, imparcialidad y rendición de cuentas.

“Lo que se debe perseguir es una mejor integración entre los ámbitos regional y federal, con el fin de poder subsanar las brechas existentes e integrar el ejercicio fiscalizador en todo el país, basándonos en un marco normativo común para la práctica de las auditorías”, finalizó.

Antes, el auditor superior del estado, Jorge Martín Pacheco Pérez, explicó que durante la asamblea, que concluye mañana viernes, se planteará una reestructuración en la fiscalización que permitirá crear flujos de trabajo en los que participen las 31 entidades, proporcionando así mejor comunicación, transparencia y rendición de cuentas, al igual que mejores auditorias para que se combata con mayor eficiencia la impunidad.