Realiza campaña en la Unacar

443
PGL denota el trabajo de los medios de comunicación y los acusa de “acosadores” de su vida privada.

CD DEL CARMEN. El día miércoles llamó la atención de alumnos, docentes y padres de familia que se encontraban a las afueras de la Universidad Autónoma de Carmen (Unacar), la llegada varias camionetas con el logotipo del Ayuntamiento de Carmen, en donde destacó la presencia del actual candidato a la reelección por el municipal, Pablo Gutiérrez Lazarus.

Alrededor de las 13:30 horas, los medios de comunicación fueron informados que el actual munícipe se encontraba haciendo su labor proselitista con estudiantes de la preparatoria del Campus II de la UNACAR, en donde cabe señalar que se estaban realizando estas acciones en horas donde el alcalde debería estar atendiendo a los ciudadanos en el ayuntamiento.

Con esta acción queda evidenciado Gutiérrez Lazarus al tratar de engañar a los ciudadanos, como lo ha venido haciendo desde tiempo atrás señalando que él, ni ninguna persona que labora en la Comuna se encuentra realizando proselitismo a su favor.

La actual candidatura de PGL, ha desatado una serie de puntos de vista diferentes entre la sociedad, así como problemas que está acarreando el edil al no tener la experiencia, ni haberla tenido en sus tres años de gobierno, en donde estuvo marcado por una serie de crisis que afectó a los carmelitas en varios rubros entre los que destacan los económico y la seguridad de la Isla carmelita.

Este medio de comunicación ha sido el único que les ha ido informando acerca de los acosos de la Comuna hacia los trabajadores, que son usados para lograr el triunfo del panista, otros han señalado que han servido hasta de “espías”, pues directores de área se han prestado a este juego sucio con tal de seguir cosechando junto con el alcalde lo mucho que le han robado a los ciudadanos, dejando salir a trabajadores, con intenciones de llevar información de la contienda a esperarse el próximo primero de julio.

Gutiérrez Lazarus señaló hace unas semana que las acusaciones en su contra eran mentira y dijo “que ni hacía campaña en horas de trabajo y mucho menos ocupaba recursos y medios de la Comuna para ello y que sus detractores inventaban y hacían política sucia al respecto”, lo cual quedó evidenciado al realizar proselitismo en la preparatoria del Campus II de la UNACAR.

Uno de los docentes de nombre Mauricio Moncada Vadillo de la institución señaló “es extraño que PGL, se encuentre a estas horas en la preparatoria, además que él durante sus tres años de gobierno no nos visitó y cuando fuimos a pedirle ayuda para los proyectos que los jóvenes realizarían nos negó la entrada a su oficina para tener una audiencia y mandó a su jefe de oficina a decirnos que él se encontraba muy ocupado, para que ahora venga a pedir el voto a los docentes y estudiantes de esta casa de estudios”.

Lo que llamó mucho la atención de transeúntes y a los mismo alumnos es, ¿por qué en la Prepa del Campus II?, cuando que allí la mayoría de los alumnos no cuentan con una edad para ejercer el sufragio.

Sin embargo, no todo fue miel sobre hojuelas, pues el edil carmelita tuvo que sacado de las instalaciones de la preparatoria al violentar el reglamento universitario, pues como lo señaló un alto funcionario de la institución quien lo invitó a retirarse ante la presencia de los medios de comunicación, no se encuentra permitido el acceso a políticos para hacer campaña, a menos que el H. Consejo Universitario lo aprobara y bajo ciertas reglas, por eso y sabedor de que estaba violando una norma optó por salir y apostarse en la entrada principal del Campus II.

EN ENTREVISTA

Al salir de las instalaciones de la preparatoria del Campus II de la UNACAR, el panista PGL, señaló molesto por la presencia de las cámaras y de preguntas hechas por los reporteros de los medios, respecto a que sí había ido a recoger las inquietudes de los alumnos sobre las necesidades y falta de transporte público; la ausencia vigilancia policíaca en el área, lo que ha consecuentado que varias alumnas hayan sufrido asaltas y algunas otras intentadas violar; o si llevaba alguna propuesta de apoyo a los futuros profesionistas, el edil se puso a la defensiva.

Gutiérrez Lazarus, se dijo ofendido, y acusó que todos los medios de “chayoteros”, pues lo atacan, porque reciben dinero de otros partidos, pues mencionó que el hecho de tomarle fotos implicaba según él algo indebido y prohibido. Le aclaramos que como figura pública y como funcionario estaba sujeto no solo a la crítica, sino incluso al derecho de informar y rendir cuentas, pero que además estaba en un lugar público, en un recinto universitario, y por cierto en un horario cuya ley no lo faculta para realizar proselitismo.

Con esta actitud el aspirante a la reelección muestra una vez más la poca capacidad que tiene para dar la cara a los ciudadanos atreves de los medios de comunicación quienes solamente nos encontramos haciendo un trabajo periodístico e informativo.