Alcanza a Ricardo Anaya audio-escándalo

532
El candidato a la alcaldía por el PAN podría estar involucrado en una red de funcionarios dedicados al manejo fraudulento de recursos públicos.

De cara al segundo debate presidencial del próximo domingo 20 de mayo, el audio-escándalo en el que presuntamente Eliseo Fernández, candidato del PAN a la alcaldía de Campeche, planea saquear las arcas del ayuntamiento, ha encendido en gran manera los focos rojos en el primer círculo del candidato del Frente a la presidencia de la República, Ricardo Anaya.

Trasciende que se analiza tomar decisiones “drásticas” en las siguientes horas.

Anaya Cortés habría instruido a sus cercanos darle seguimiento a este bochornoso episodio que involucra a un panista, pues el abanderado presidencial empezará a sufrir daños colaterales en este tramo de su campaña, cuando ni siquiera ha librado las acusaciones que pesan sobre algunos legisladores de Acción Nacional involucrados en “moches” y sería tema “negro” en el próximo debate presidencial.

Con esa urgencia, en el “War Room” panista aceleran la toma de decisiones, pues el audio-escándalo ya salpicó la campaña presidencial en un momento decisivo.

Se habla incluso de evitar riesgos mayores a la campaña presidencial de Ricardo Anaya, llegando a la posible sustitución del candidato en pleno proceso electoral, lo que significaría un duro revés para el panismo campechano.

Fernández Montufar además, podría estar involucrado en una red regional de funcionarios panistas dedicados al manejo irregular de recursos públicos, así como de la evasión de impuestos, entre otros, que constituyen delitos federales.

Como trascendió, el candidato de “Por Campeche Al Frente” presumió sus nexos con personajes cercanos al ex gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Ángulo, por lo que esto podría ser la punta de la madeja de un escándalo aún mayor, en el que podrían estar involucrados panistas en activo, lo que pondría contra la lona a este partido en Campeche y de paso manchar seriamente la candidatura de Ricardo Anaya Cortés.