Así nació la pasión por el beisbol de López Obrador

Desde muy pequeño, Andrés Manuel se aficionó al béisbol en su natal Tepetitán.

378

Hace más de cinco décadas, allá por la villa Tepetitán, del municipio de Macuspana, Tabasco, se asomaba por el diamante un pequeño de nombre Andrés Manuel, de apellidos López Obrador.

Dentro de las actividades cotidianas de todo niño de aquella época, estaban las de estudiar por las mañanas, y por las tardes juntarse con la “palomilla” para echarse una charanga de béisbol.

Cubriendo la esquina caliente, que es la tercera base, posición donde se necesitan verdaderas agallas para detener los trallazos que salen de los bats calientes de los bateadores; así empezó el joven Andrés Manuel por ahí de los años 60, en el empolvado campo de Tepetitán, lugar de origen del ahora candidato a la presidencia.

Ahora, ya con el paso del tiempo, el “Peje” como lo bautizaron en la capital del país por ser tabasqueño, sigue con la misma afición por el Rey de los Deportes, lo sigue practicando, pero ahora en categoría de Veteranos y en campos que tienen mejores condiciones que en sus años mozos.

JUGÓ CON ‘CUCO’ 
El ahora Presidente Municipal de Macuspana, Carlos Manuel Rovirosa Ramírez, durante su juventud fue compañero de equipo de AMLO en las ligas amateur donde jugaban durante su juventud estudiantil, ahora ambos están metidos en la política.

TAMBIÉN EN PALENQUE 
Una vez que emigró a la capital del país para continuar con sus estudios universitarios, el macuspanense cada que regresaba a ver a su familia en Palenque, lugar donde radicaban sus padres, jugaba béisbol con las Guacamayas, equipo al que le agarró mucho cariño, y que después de desaparecido su hermano Pío López Obrador logró recobrar el nombre hace apenas unos años atrás, y ahora participa con buen éxito en la Liga Tabasqueña de Béisbol.

DA SUERTE A GUACAMAYAS

Durante un breve descanso que pasó en Palenque, Chiapas, ésto todavía el año pasado, Andrés Manuel se enfundó el uniforme de las Guacamayas de Palenque, equipo que participó en la temporada 2017 de la Liga Tabasqueña de Béisbol, donde por medio de un vídeo invitó a los aficionados a asistir a los juegos finales, y jugó un interescuadras con el escuadrón que dirige Miguel Solís, y preside su hermano Pío Lorenzo López Obrador.

Al final, con la presencia del “Peje” en el campo de entrenamientos, el equipo sucursal de los Olmecas de Tabasco se motivó en la serie final de la Liga Tabasqueña de Beisbol, y resultó campeón venciendo a Ciudad Pemex.