Reducen apoyos a pescadores de altura

30
Algunos pescadores dejan este tipo de actividades porque ya no es redituable en sus ganancias.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Pesquera y Acuacultura (Canaipesca), Fermín Aquiles García Arjona, manifestó que la reducción en el apoyo al diésel que se les redujo hace un año de seis pesos a dos pesos con 60 centavos, lacera la economía del sector pesquero.

Indicó que el apoyo del gobierno federal fluye, pero no como a principio del sexenio, pues anteriormente por cada litro de combustible se les entregaba 6 pesos en reembolso, donde hasta la fecha se les redujo.

“Es del conocimiento público que los pescadores de altura tenemos que navegar alrededor de tres días hasta llegar a la zona de pesca que es el camarón café, sobre todo, y ante los altos costos del diésel y otros gastos, se reducen las ganancias y posibilidades de éxito; aunque se prevé que exista regular captura favorable para el sector”, afirmó.

Expresó que en cuento al apoyo de Administración Portuaria Industrial (API), es muy difícil pues anteriormente el sector pesquero podía utilizar el muelle sin costo, ahora la API del Estado, maneja la tarifa que viene inducida por parte de la Secretaria de Comunicaciones y Transporte (CST), alrededor de 72 pesos diarios por cada embarcación, el cual nos afecta al tener la embarcación pegada al muelle durante los días de descanso o bien por estar en reparación.

Reiteró que de continuar con esa postura por parte de las autoridades federales, quienes se dedican a esa actividad comercial, no podrán salir a trabajar, ya que perderán la inversión que ejercen y una apertura importante, porque el camarón tiene emigración de tiempos y es importante que se resuelva, por ello, se habla de una comitiva empresarios que se iría de Ciudad de México para dialogar con el secretario de gobierno y esperar que les resuelvan el problema o les otorguen una prórroga de todos los requerimientos excesivos que les solicita la Secretaría de Marina (Semar).

Reconoció que el sector poco a poco ha desaparecido a medida de que deja de ser redituable para muchas personas, sobre todo, por el costo de combustible, el costo del mantenimiento de las embarcaciones, es el caso del casco como por los motores, además, los insumos se encuentran cotizados en dólares, y con la devaluación del peso mexicano, se vuelven muy difíciles de adquirir las piezas.

Y es que en Carmen había 600 embarcaciones y por la cuestión de la actividad petrolera se minimizó a 13 barcos camaroneros; mientras que en Campeche de la misma forma disminuyó, aunque no tan considerable como en la isla, es el caso de que antes tenían 100 embarcaciones y actualmente se redujeron a 80 en estas fechas.