Gobernadores de seis estados “palomean” ley de seguridad

13

Gobernadores de seis estados avalaron la aprobación de la minuta de Ley de Seguridad Interior enviada por los diputados, mientras que el jefe de Gobierno y presidente de la Conago, Miguel Ángel Mancera, dijo que es necesario modificarla porque contiene "excesos y refritos".

Durante la revisión que abrió el Senado con los actores involucrados, los mandatarios de Colima, Jalisco, Durango, San Luis Potosí, Querétaro y Guerrero, así como el jefe de Gobierno expusieron sus posturas respecto al contenido de la minuta, en particular de los artículos 9, 11 y 18 en materia de transparencia y de las facultades para pedir la ayuda de tropas en el combate al crimen.

El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, dijo que esa entidad se ha convertido en un problema de seguridad interior que se tiene que resolver, toda vez que tan sólo en este año han ocurrido 2 mil homicidios que lo colocan como el estado más violento de todo el país, a pesar de contar con 4 mil policías estatales y 5 mil municipales.

Héctor Astudillo dijo que su entidad vive problemas muy serios y reales, pero rechazó la propuesta del senador Manuel Bartlett de que, en todo caso, se recurra al artículo 29 para suspender las garantías individuales con los controles del Congreso local.

Astudillo Flores dijo que las fuerzas armadas han respetado los derechos humanos y que han sido los delincuentes quienes los han violado en estos años, por lo que se pronunció a favor de que la seguridad sea un derecho humano.

El gobernador de Durango, José Rosas Aispuro Torres, sostuvo que la presencia de tropas se ajusta a los tratados internacionales, pero dijo que es un hecho "que el narcotráfico ha rebasado a las autoridades civiles y es un tema de seguridad interior".

José Ignacio Peralta, gobernador de Colima, rechazó que el contenido de la tenga como consecuencia militarizar el país, como han acusado organismos defensores de los derechos humanos.

Ignacio Peralta aseguró que la Ley de Seguridad Interior no es una ley para las fuerzas armadas sino para la seguridad interior, postura que compartió el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, quien planteó que desde que tiene el apoyo del ejército y la marina en la entidad, uno de los cárteles más peligrosos se resquebrajó y se dividió hacia otras entidades.

Aristóteles Sandoval dijo que es necesario contar con un plan integral para combatir a la delincuencia, porque aunque la sola intervención castrense no resolverá el problema, en estos momentos la actuación militar requiere la ley porque "tiene un paso brumoso en la legalidad".

El jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera dijo que en la Ciudad de México no se ha requerido la presencia militar salvo en algunos casos, como en el Ajusco y en la continuidad con Tlalnepantla Sin embargo, dijo, es evidente que el país se 'pondría en jaque' si el ejército saliera de los estados y los dejara solos.

Ante los legisladores de las comisiones dictaminadoras, Mancera señaló que es una realidad que las fuerzas armadas no cuentan con este marco normativo y por ello han dicho que se van a retirar.

"Hay que darle realidad a su acción: sin embargo veo abiertos excesos que rebasan lo que han solicitado las fuerzas armadas", aseguró.

Entre los excesos y refritos dijo que hay temas que ya están legislados en la Ley de Seguridad Nacional y esta minuta debe ser perfectible, sobre todo cuando se tienen en el país 400 municipios que no tienen policías y otros más que sí las tienen, pero no cuentan con armamento, lo que podría derivar en una intervención del Ejecutivo Federal, y que los gobernadores con cumplieran con la profesionalización.

Durante la sesión, el jefe de gobierno fue interpelado por el vicecoordinador del bloque PT-Morena, Miguel Barbosa, quien le pidió aclarar si está o no de acuerdo con la minuta, a lo que Mancera respondió que sí, pero no en todos sus términos.

La reunión continúa y más tarde los senadores se entrevistarán con los alcaldes de las diferentes asociaciones. 

Con información de Milenio