Los chicos perdidos ¿qué fue de ellos?

8
Ana Isabel Aguayo
Agencia Reforma


Famosos a los 10, millonarios a los 12, adictos a los 14... perdidos para siempre.
Será porque nadie les dice que no, porque ganan dinero a montones o porque sus padres no supieron controlarlos, el caso es que muchos niños que fueron celebridades terminan, en el mejor de los casos, en clínicas de rehabilitación y con su carrera destruida, o muertos trágicamente siendo todavía muy jóvenes.

MACAULAY CULKIN
1990s ¿A quién no le encantaba Kevin, el adorable niño que se quedaba solo en casa en vísperas de Navidad en el filme Mi Pequeño Angelito? 
2010 a la fecha. Esquelético y desaliñado, Culkin trabaja como DJ, pero es adicto a los medicamentos por prescripción y a la heroína. Se dice que gastaba más de 4 mil dólares al mes en drogas, entre ellas Vicodin y Precocet. Hace unos días sorprendió con una imagen bastante más saludable y arreglada.

AARON CARTER

1997. A los 7 años, Aaron lanzó la pegajosa canción "Crush On You", junto con un alegre video musical. El número fue un éxito instantáneo a nivel mundial.
2017. La semana pasada fue arrestado por posesión de mariguana y conducir alcoholizado.
Su hermano, Nick Carter, le ofreció ayuda a través de Twitter, y poco después se soltó a llorar cuando narraba lo ocurrido durante una entrevista con un programa de TV.

COREY FELDMAN
1980s.  Aunque desde los 3 años hacía comerciales, fue en los ochentas cuando realizó su mejor trabajo: Stand by Me, Los Goonies, Gremlins y The Lost Boys, entre otros.
1990s. El teen idol, inseparable de Corey Haim, fue adicto a la heroína, la cocaína y el sexo.
Ahora Feldman dice que se ha mantenido sobrio por más de una década.

COREY HAIM
1980. El ídolo juvenil triunfaba en cintas como Lucas, sobre un amor adolescente; The Lost Boys, clásico juvenil de vampiros, y License to Drive, donde vuelve a hacer mancuerna con Corey Feldman.
2010. El actor, quien alguna vez dijo que tomaba 85 pastillas de Valium al día, murió por una sobredosis, a los 38 años.

JEREMY JACKSON
1990s. El personaje de Hobie Buchannon, de Baywatch le dio fama mundial, pero su verdadera pasión fue el Jiu Jitsu, deporte en el que compitió internacionalmente.
2005. El "hijo" de The Hoff fue arrestado al descubrírsele un laboratorio de metanfetaminas en su casa. Pasó una larga temporada en rehabilitación y ahora dice estar completamente "limpio"

GARY COLEMAN
1980s. Alcanzó fama mundial gracias a la serie de TV Blanco y Negro. Padecía una enfermedad congénita que le detuvo el crecimiento desde niño.
1998 en delante. Fue acusado muchas veces por alterar el orden y por golpear a un chofer de autobús. En 2010 fue a parar a la cárcel por violencia doméstica. Coleman murió poco después por una hemorragia cerebral.

RIVER PHOENIX
1986. La cinta Stand by Me catapultaba a la fama a este joven actor de 16 años, quien en su corta carrera fue nominado al Óscar y a los Globos de Oro.
1993. Al salir del club nocturno The Viper Room, River se desplomó por una sobredosis de cocaína y heroína; para cuando los paramédicos llegaron al lugar, el actor ya estaba muerto.

JODIE SWEETIN
1987. A los 5 años interpretaba a la adorable Stephanie Tanner con sus marcados rizos dorados en la serie de TV Full House.
2009. La actriz publicó sus memorias en unSweetined, donde detalló sus adicciones al alcohol y a las drogas, admitió parrandas de dos días con metanfetaminas, cocaína y éxtasis.
Volvió a la actuación el año pasado con Fuller House.

BRAD RENFRO
1994. Debutó a los 12 años en el thriller The Client, al lado de Susan Sarandon y Tommy Lee Jones, papel que le valió el reconocimiento de la crítica, lo mismo que su rol en Apt Pupil (1998).
2008. A los 15 fue arrestado por primera vez por posesión de drogas; en el 2000, intentó robar un yate, por lo que fue sentenciado a dos años de libertad condicional, la cual violó varias veces al drogarse en público y manejar sin licencia. Murió el 15 de enero de 2008 de una sobredosis de heroína.

AMANDA BYNES
1999. Debutó a las 10 años en series infantiles y para los 13 ya tenía su propio programa, The Amanda Show, y ganó premios y reconocimientos por su trabajo en el cine de comedia.
2013. La ex estrella de Nickelodeon pasó seis meses en rehab y luego en una clínica psiquiátrica por su comportamiento errático. Para el siguiente año volvió a manejar alcoholizada y fue internada tras acusar a su padre de abuso sexual.