Construye ‘Alito’ su ‘casa blanca’

El ex gobernador de Campeche y aspirante a la dirigencia nacional del PRI construye una mansión de mil 900 metros cuadrados.

247

Alejandro Moreno, aspirante a presidente nacional del PRI, es propietario de una residencia con valor de más de 46 millones de pesos, que construyó en dos años, en los que declaró ingresos anuales por 5 millones de pesos mientras fue gobernador (septiembre de 2015 a junio de 2019).

La casa, de mil 900 metros cuadrados de construcción, está ubicada en una zona escénica de la playa de Campeche, sobre terrenos que Moreno, más conocido como “Alito”, adquirió entre 2012 y 2015, cuando fue diputado federal por el PRI.

En ese periodo, antes de asumir la Gubernatura, Moreno se hizo de 13 predios que suman 7 mil metros cuadrados en Lomas del Castillo, una zona de alta plusvalía.

En ese fraccionamiento el metro cuadrado de tierra tiene un valor de 3 mil 500 pesos, por lo que solamente el terreno de “Alito” cuesta 24.5 millones de pesos.

Adicionalmente, la megaconstrucción está valuada en por lo menos 22.8 millones de pesos, de acuerdo con constructores y expertos inmobiliarios consultados, quienes refirieron un costo mínimo de 12 mil pesos por metro cuadrado.

Posee ‘Alito’ casa de 46 millones

Según la información que proporcionó en su declaración patrimonial 3de3, el priista adquirió a precio de ganga los terrenos, pues pagó entre 595 y mil 645 pesos por metro cuadrado, es decir, solo 6 millones de pesos y todo al contado, pero según expertos inmobiliarios el precio mínimo por metro cuadrado es de 3 mil 500 pesos.

Además de esa propiedad, que abarca todo el frente de una manzana del fraccionamiento, en su 3de3 registró la compra de otro terreno de más de 39 mil metros cuadrados por sólo 155 mil pesos.

Moreno declaró que como Gobernador ganó un millón 184 mil pesos al año, mientras que “por otras actividades” no especificadas obtuvo una ganancia de 4 millones 122 mil pesos. Por lo que aun destinando el 100% de su ingreso a la construcción de su residencia, no le alcanzaría, además de que la terminó en 2017, año en que recibió como invitado a una cena al expresidente Carlos Salinas de Gortari.

Adalberto Muñoz, notario y expresidente del Consejo Cívico Campechano, órgano creado para evidenciar temas de corrupción, dijo que los gobernadores de Campeche siempre se preocupan, desde que están en sus campañas, por los negocios que van a hacer.

El notario manifestó que los mandatarios han enfocado su futuro en las obras para recibir “moches”. El Gobierno de Moreno anunció unas 23 magnas obras en la
entidad.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, en tiempos de campaña, se refirió a Moreno como un reverendo ladrón.

“Es un gran corrupto, reverendo ladrón, se dedica a comprar votos y vive aquí en una gran mansión, y ahora sí, como decía mi paisano Chico Che: ‘¿quién pompó?’”.

Por Agencia Reforma