Grupo Roales opera contrato “amañado”

GRUPO ROALES fue el acusado de adjudicarse de forma inexplicable una licitación amañada por 442 mdp que nadie pudo detener.

285

CD. DEL CARMEN. A finales del año pasado, la empresa “JSP Proyección Tecnológica de México” a través de su directora comercial María Josefina López Álvarez denució uno de los últimos atracos que se hizo en Pemex 3 meses antes de terminar el sexenio anterior, el GRUPO ROALES fue el acusado de adjudicarse de forma inexplicable una licitación amañada por 442 mdp que nadie pudo detener.


Según la denuncia al GRUPO ROALES, empresa yucateca con oficinas en Ciudad del Carmen, se adjudicó el contrato de “Servicio integral de capacitación, entrenamiento, adiestramiento, operación y mantenimiento en los Centros de Adiestramiento en Seguridad, Ecología y Sobrevivencia (CASES)” ubicados en Ciudad del Carmen, Campeche, y Puerto de Dos Bocas, Tabasco, con número de concurso PEP-CAT-S-GPEYCC-021-55445-S021180481-18.


El objetivo de los trabajos es capacitar a personal de la empresa en materia de prevención de riesgos industriales y respuestas de emergencias de diferente índole, en las zonas petroleras de Tabasco y Campeche.


ASÍ OPERARON
La denuncia detalla la operación que se llevó acabo de manera “amañanda” para beneficiar a al GRUPO ROALES a mes y medio de concluir el sexenio.


En el mes de mayo del 2018 las compañías interesadas presentaron sus proyectos, y sin razón alguna Pemex declaró desierta la licitación, con el argumento de que nadie cumplió con los requisitos y se realizó una segunda vuelta.


El 24 de julio del 2018, la segunda vuelta se realizó, pero “operadores del trafico de influencias” dentro de Pemex cambió sustancialmente las bases de la licitación, provocando que cinco empresas no pudieran cumplirlas, cuando por ley en segundas vueltas no se pueden modificar.


La medida se hizo con el propósito de beneficiar a la empresa GRUOP ROALES, la cual salió favorecida sin tener ninguna experiencia en seguridad industrial.


INFLARON LOS PRECIOS CASI 300%
Por eso no fue todo, el amañado proceso fue a compañado por montos del contrato que se inflaron de 175 millones de pesos a más de 435 millones otorgando ilegalmente un contrato por 10 años, a sabiendas que violaban la ley que marca un tope de tres años.


Este caso de presunta corrupción ya están enterados lostitulares de la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle, y de Pemex, Octavio Romero Oropeza, a quienes pidieron su intervención para revisar la “fraudulenta” contratación para su cancelación.